Los incendios en la costa oeste superan los 100 y los evacuados el medio millón de personas.

Enormes franjas de la costa oeste de Estados Unidos están en llamas o en cenizas mientras más de 100 incendios forestales se desataron en gran medida sin control el viernes por la noche desde California hasta el estado de Washington y más allá, incinerando pueblos enteros y matando al menos a 24 personas.

Más de 500,000 personas en Oregón, más del 10% de su población, permanecieron bajo algún nivel de protocolo de evacuación ya que los incendios en el estado destruyeron miles de hogares y quemaron cientos de miles de hectáreas. El Centro de Convenciones de Oregón en Portland se ha transformado en un refugio para evacuados. Muchos evacuados simplemente se han refugiado en sus automóviles en grandes estacionamientos.

“Nos estamos preparando para un incidente de muerte masiva en base a lo que sabemos y la cantidad de estructuras que se han perdido”, dijo Andrew Phelps, director de la Oficina de Manejo de Emergencias de Oregón.

En el sur del estado, una escena apocalíptica de subdivisiones residenciales quemadas y parques de casas rodantes se extendía por kilómetros a lo largo de una carretera, una escena reflejada en partes de California, donde el gobernador dio una evaluación contundente.

“Esta es una maldita emergencia climática. Esto es real y está sucediendo. Esta es la tormenta perfecta “, dijo el gobernador de California, Gavin Newsom.

” Lo que estamos experimentando aquí está llegando a las comunidades de todos los Estados Unidos de América, a menos que actuemos juntos sobre el cambio climático”.

Más de 68,000 personas están bajo órdenes de evacuación en California.

Aaron Cleys camina con un galón de agua tras combatir el fuego en una casa que fue destruida por el incendio Riverside, el viernes 11 de septiembre de 2020, en Estacada, Oregón.

El humo espeso y la neblina cubrieron gran parte de la región, lo que provocó advertencias sanitarias y llevó a los funcionarios a instar a los residentes a permanecer en el interior.

En la región más poblada de Oregón, helicópteros arrojaron agua y retardante de fuego en dos incendios que amenazaban con fusionarse.

La gobernadora de Oregón, Kate Brown, dijo el viernes que decenas de personas están desaparecidas en los condados de Jackson y Marion.

En California, el mayor incendio en la historia del estado se está produciendo en el Bosque Nacional de Mendocino, a unos 190 kilómetros al noroeste de Sacramento.

“Esto no es un acto de Dios”, dijo el viernes el gobernador de Washington, Jay Inslee. “Esto ha sucedido porque hemos cambiado el clima del estado de Washington de manera dramática”. Dijo que la tierra quemada en Washington en los últimos cinco días la convirtió en la segunda peor temporada de incendios del estado.

Además de hacer retroceder los incendios forestales, las autoridades ahora enfrentan el desafío de combatir la información errónea en los sitios de redes sociales de que los incendios fueron provocados por pirómanos de grupos de extrema derecha y extrema izquierda. El FBI dijo el viernes que ha investigado algunas afirmaciones y hasta ahora las ha encontrado falsas.

Mientras tanto, los meteorólogos dijeron que los incendios forestales de California son responsables del resplandor naranja en el cielo con el que la gente en todo el Reino Unido se despertó el viernes.

El meteorólogo Simon Lee dijo a The Telegraph: “Meteorológicamente hablando, en los últimos días hemos visto una corriente en chorro muy fuerte y recta, de oeste a este, que fluye a través del Atlántico Norte desde América del Norte a Europa, lo que sin duda ha ayudado de manera rápida y coherente transportar los aerosoles desde América del Norte “. Voa

Candidatos a la presidencia hablan de incendios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viajará el lunes a McClellan Park, California, para reunirse con funcionarios locales y federales y recibir información acerca de los devastadores incendios forestales.

Trump, que sacó a Estados Unidos del acuerdo de París en 2017 por considerarlo muy costoso, ha expresado su opinión de que la mala gestión forestal es en parte culpable de los incendios que azotan la costa oeste estadounidense, dejando destrucción y muertes.

“El presidente continúa apoyando a quienes luchan contra los incendios forestales en una respuesta de emergencia ejecutada localmente, administrada por el estado y con apoyo federal”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, en un comunicado el sábado.

La visita de Trump a California llega en el contexto de los incendios forestales mortales y destructivos que ha azotado a este estado, así como a sitios de Oregon y Washington este verano, destruyendo miles de hogares y pueblos pequeños, quemando más de 4 millones de acres y matando a más de dos docenas de personas desde principios de agosto.

Biden habla del tema desde Delaware

Su rival demócrata Joe Biden planea realizar un discurso sobre el asunto desde Delaware, llevando el cambio climático a un primer plano de la campaña presidencial. Los demócratas han enfatizado que el cambio climático ha jugado un papel en el incremento de los incendios.

Biden ha incluido el cambio climático en su lista de las principales crisis que enfrenta Estados Unidos, junto con la pandemia de coronavirus que ha costado la vida a más de 194.000 personas y ha llevado al país a una recesión económica.

“El vicepresidente Biden discutirá la amenaza que los eventos climáticos extremos representan para los estadounidenses en todas partes, cómo son causados ​​por la crisis climática y cómo subrayan la necesidad urgente de abordar la crisis climática, dijo su campaña en un comunicado el domingo.

La lucha contra el cambio climático es un tema clave y motivador para los jóvenes y los votantes de tendencia progresista que Biden necesita de cara a las elecciones del 3 de noviembre. Voa