Elizabeth Cristina Centeno, de 9 años, recibe la vacuna en el Hospital Elmhurst de Queens. Fotos Javier Castaño

Por Javier Castaño  – 

Camila Grande, de 9 años, fue la primera niña en ser vacunada contra el Coronavirus este viernes en el Hospital Elmhurst de Queens . “Me dolió muy poquito y pasó rápido” dijo Grande. Su madre, Rebeca Quiñonez, estaba a su lado y dijo que se sentía mejor porque ahora toda la familia está vacunada, incluyendo a su hijo Isaí de 14 años.

Esta familia vive en la calle Hampton, cerca del NYC Health + Hospitals/Elmhurst. “Este hospital atiende a nuestra familia y fue muy fácil obtener una cita para aplicarle la vacuna a mi hija, no me exigieron nada y es gratis”, dijo Quiñonez.

Grande es estudiante de cuarto grado en la escuela pública 89 y ha perdido clases porque algunos de sus compañeros se han contagiado de Coronavirus. Tuve que guardar cuarentena. “Le voy a decir a mis amigos que se vacunen, que no tengan miedo”, añadió Grande, quien recibió la vacuna de Pfizer y deberá regresar por la segunda dosis en 15 días.

La madre Sofía Ruíz, quien vive en la calle 45 de Sunnyside, acudió al Hospital Elmhurst con sus dos hijas, Kara de 7 años y Harley de 5. La niña Kara estaba nerviosa, aunque se dejó vacunar. Harley lloró y gritó, pero también fue vacunada.

Dr. María Pilar González

“Este es un día de amor y esperanza porque la vacuna es la única forma de salir de esta pandemia”, dijo la doctora María Pilar González, directora de pediatría del Hospital Elmhurst. “Los niños están sufriendo mucho con esta pandemia porque han perdido clases, se han aislado de sus seres queridos, deben recibir clases en Internet y ha sufrido la pérdida de familiares y amigos. Por eso debemos vacunarlos”

La vacuna para adultos es de 30 microgramos y la de niños de 12 microgramos. Es decir, un tercio de la proporción. Los niños que reciben la vacuna pueden experimentar dolor en el brazo, algo de fiebre, quizás dolor de cabeza o experimentar pericarditis. “Todos estos síntomas son transitorios, duran uno o dos días y no podemos permitir que esta pandemia nos desaliente o paralice”, dijo la doctora González.

En Estados Unidos han muerto alrededor de 800 menores de edad debido al Coronavirus. “Esto equivale a dos aviones llenos de gente y por eso debemos vacunar a los niños y a todas las personas”, dijo la doctora González.

En el Hospital Elmhurst atienden a 7.000 menores entre 5 a 11 años, el grupo para el cual el Centro de Control de Enfermedades (CDC) aprobó la vacuna este mes.  “Como madre estoy de acuerdo con aplicar la vacuna a menores de edad y es una forma de asegurar la salud de nuestra comunidad, en especial antes de esta Navidad”, dijo Helen Arteaga, CEO del NYC Health + Hospitals/Elmhurst. “Todos los días nuestras puertas están abiertas para que traigan a los niños a vacunarse”.

Pueden venir en persona o llamar al 718-334-4000 para obtener una cita.

Camila Grande, de 9 años, hace la señal de la victoria al lado de su madre Rebeca Quiñonez. Foto Javier Castaño

Luego de aplicarse la vacuna contra el Coronavirus, al frente, la madre Sofía Ruíz y sus dos hijas Kara y Harley. Al fondo, Elizabeth Cristina Centeno y su madre Bernarda Celi. Foto Javier Castaño

Así lo hizo Bernarda Celi, quien viven en la avenida 57 con su hija Elizabeth Cristina Centeno, de 10 años. “Mi hija estaba nerviosa, pero la convencí y aquí estamos”, dijo Celi. “No sentí nada cuando me aplicaron la vacuna y ahora me siento más tranquila”, añadió Centeno después de recibir la vacuna contra el Coronavirus.