El Hospital Elmhurst sigue haciendo pruebas de Coronavirus y el número de contagiados en este condado subió a 2,254. Otros hospitales de Nueva York comenzaron a hacer lo mismo. Fotos Javier Castaño

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo este domingo que la crisis del Coronavirus se va a poner peor. Las cifras lo demuestran y ordenó la adecuación de varias instalaciones para que se conviertan en hospitales.

“La sugiero a la gente que evite las multitudes y se lave las manos”, dijo el gobernador Cuomo. A partir de este domingo en la noche el estado entra en cuarentena, aunque este mandatario prefiere usar la palabra “pausa”, puesto que ordenó que nadie trabaje, excepto las empresas que ofrecen servicios necesarios.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, criticó a las personas que todavía salen a la calle o parques y no guardan seis pies de distancia entre cada uno. “Cerraremos los parques si es necesario”, dijo el alcalde de Blasio.

Hasta este domingo en la mañana, en la ciudad de Nueva York habían 8,114 infectados con Coronavirus y 60 muertos. De los infectados 2,484 en Brooklyn, 2,254 en Queens, 1,868 en Manhattan, 1,071 en El Bronx y 437 en Staten Island. Un total de 1,450 personas están hospitalizadas y 350 se hallan bajo ciudado intensivo.

El gobernado Cuomo y la lista de los infectados de Coronavirus en diversos estados con sus respectivos muertos.

La nueva realidad en las tiendas de Queens y de esta nación. Foto Javier Castaño

“Lo más sorprendente es la velocidad de propagación. Comenzó con pocos pacientes y ahora tenemos un diluvio de personas”, dijo Ben McVane, doctor de emergencia en el Hospital Elmhurst de Queens. Posee 545 camas y atiende a una población inmigrante indocumentada en su gran mayoría y sin seguro médico. Desde el miércoles de esta semana este hospital colocó una carpa en sus inmediaciones para hacer pruebas gratis y la fila de enorme.

El aumento de los casos en Queens se debe, en gran parte, a un contagio que surgió después de misa en las iglesias católicas Santa Juana de Arco en Jackson Heights, Nuestra Señora de Lurdes en Queens Village y Corpus Cristi de Woodside, entre otras.

El doctor Mitchell Katz, jefe de los hospitales públicos de esta ciudad, dijo que el jueves de esta semana habían230 pacientes en la sala de emergencia del Hospital Elmhurts y la mayoría presentaba síntomas de Coronavirus: fiebre y tos seca.

Los políticos a nivel federal tratan de aprobar un trillón de dólares para combatir esta pandemia. Las fronteras con Canadá y México se han cerrado. Se está planeando la evacuación de las cárceles y la expulsión de inmigrantes indocumentados.

Se estima que para mayo el número de casos de Coronavirus llegue a su nivel más alto y supere la capacidad del estado de Nueva York. Se necesitan 35,000 ventiladores, 3 millones de mascarillas especiales N95 y 45 millones de batas y guantes. Tanto el alcalde de Blasio como el senador Charles Schumer ha sugerido una respuesta similar al Plan Marshall que se implementó en 1948 para ayudar a Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

La ciudad está pensando en adecuar el Jacob K. Javits Convention Center, el Madison Square Garden y los dormitorios de la universidad NYU en hospitales para atender a los enfermos de Coronavirus. Un barco militar adecuado con mil camas llegará en abril a Nueva York. Casi 2,000 doctores y enfermeras han dejado su retiro para volver a atender a los enfermos de Coronavirus.

A nivel nacional hay hasta este domingo más de 30 mil personas infectadas y 378 han muerto. Italia ha reportado 59,138 con 5,476 muertos. En esa nación europea han muerto 651 personas en un solo día. Hay presión para que el presidente Trump declare a la nación en estado de emergencia y la ponga en  cuarentena por 15 días.

Así atiende ahora Delgado Travel a sus clientes para ayudar a combatir la propagación del Coronavirus. Foto Javier Castaño

Camino a Italia

El principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno dice que tiene la esperanza de que Estados Unidos no esté en la misma trayectoria que Italia en la lucha contra el coronavirus.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dice que las medidas estrictas que se están implementando en EE.UU., incluidas las restricciones de viaje, el cierre de escuelas y muchas empresas, y otros distanciamientos sociales «ayudarán mucho» evitar que Estados Unidos se vuelva como Italia.

Italia ha visto más de 50,000 casos de coronavirus y casi 5,000 muertes.

Fauci dijo en el programa de CBS «Face the Nation» que es difícil saber exactamente por qué Italia está «sufriendo tan terriblemente», pero que tampoco parecían excluir la entrada de infecciones originadas en China y otras partes del mundo.

Advirtió que Estados Unidos «va a ser golpeado, sin duda», pero parece estar en una mejor posición porque «desde el principio hemos puesto una especie de control» sobre el virus.

Ohio se une a la cuarentena preventiva de otros cinco estados de Estados Unidos para controlar la propagación del nuevo coronavirus. El estado se une a Nueva York, California, Illinois, Connecticut y Nueva Jersey, al tomar la medida, que ordena a unos 96 millones de ciudadanos en total a recluirse en casa, mientras los casos en el país suben a 31,000, según estimados de Reuters, con al menos 385 muertos.

«Toda evidencia que llega a mis manos, indica que estamos en un momento absolutamente crucial en esta guerra y lo que hagamos ahora hará toda la diferencia», dijo el gobernador Mike DeWine. «Lo que hagamos ahora desacelerará a este invasor. Lo contendrá para que nuestro sistema de cuidado de salud… tenga tiempo de atender a los afectados». Voa

FEMA: Algunos lugares tienen que esperar

El principal funcionario de gestión de emergencias del presidente Trump, frente a los crecientes llamados de los gobernadores y otros funcionarios electos por más máscaras de hospital, ventiladores y otros suministros médicos, dijo el domingo que las localidades no severamente afectadas por el brote simplemente tendrían que esperar.

«Hay cientos de solicitudes: prácticamente de todos los estados del país que buscan lo mismo, y no es solo la demanda a nivel nacional, es una demanda a nivel mundial para estos artículos», dijo Peter T. Gaynor, administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

En declaraciones al programa «State of the Union» de CNN, agregó, «si no lo necesita de inmediato, va a estar un poco más abajo en la lista».

El número de casos reportados en EE.UU. fue de más de 24,300 el domingo. Gaynor dijo que el gobierno se estaba centrando en los estados más afectados: Nueva York, Washington y California.

Nueva York

El gobernador de Nueva York dijo el domingo que estaba exasperado porque la gente todavía ignora sus órdenes de distanciamiento social, diciendo que pasó parte del día anterior observando a las personas agruparse en grupos y actuando como si fuera otro lindo día de primavera.

“Hay un nivel de densidad en la ciudad de Nueva York que es totalmente inapropiado. Pensarías que no está pasando nada. En algunas partes de la ciudad de Nueva York, fue solo un sábado brillante y soleado», dijo el gobernador Andrew Cuomo.

Dijo que los funcionarios de la ciudad deben elaborar un plan de inmediato para evitar que las personas se congreguen en parques o en otros lugares, diciendo que era una cuestión de vida o muerte.

Casi 2.000 personas han sido hospitalizadas en el estado con el virus y 114 han muerto, dijo Cuomo. Más de 15,000 han dado positivo en todo el estado, incluidos 9,000 en la ciudad de Nueva York. El gobernador Andrew Cuomo, dijo que más del 50% de los casos son personas de 18 a 49 años, y pidió cerrar algunas calles y reducir reuniones en parques y lugares abiertos.

«No sé lo que no están entendiendo», dijo Cuomo, alzando la voz. «Esta no es la vida como siempre».

Una nueva regulación de Nueva York que prohíbe que las personas se congreguen en grupos entrará en vigencia a las 8 p.m. este domingo.

“¡Esto es solo un error! ¡Es un error! Es insensible. Es arrogante. Es autodestructivo ”, dijo Cuomo. «Esto no es una broma y no estoy bromeando».

Cuomo también dijo que FEMA erigiría cuatro hospitales dentro del Centro Jacob K. Javits en el centro de Manhattan.

Los funcionarios locales elegidos en todo el país han pedido al presidente Trump que use su autoridad bajo la Ley de Producción de Defensa para movilizar al sector privado para aumentar la producción de bienes escasos. Hasta ahora, Trump se ha negado a hacerlo, dijo Gaynor, y en su lugar está utilizando la amenaza de la ley como «incentivo para demostrar que podemos».

Trump dijo en un tuit el domingo que Ford, General Motors y Tesla estaban siendo aprobados para fabricar ventiladores y otros «productos metálicos».

«Adelante ejecutivos de autos, veamos qué tan buenos son», dijo Trump.

Illinois

El gobernador de Illinois dice que su estado no está recibiendo suficientes suministros médicos.

El gobernador Jay Pritzker dijo en el programa «State of the Union» de CNN que obtuvieron un suministro reciente pero que era una fracción de lo solicitado.

Dijo que están comprando suministros del mercado abierto y compitiendo con otros estados que también necesitan suministros, lo que llamó un mal sistema.

Pritzker tiene la esperanza de que ahora que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias está a cargo de la respuesta, espera que mejore. Indicó que en su opinión FEMA está más preparada para manejar la crisis que otras agencias federales.

Pritzker ordenó que todos los 12.7 millones de personas en Illinois se quedaran en casa a partir del sábado por la noche, y dijo que deseaba que hubiera órdenes de quedarse en casa en todo el país.

Él dice que a menos que los líderes le digan a los ciudadanos que se queden en casa, simplemente no lo harán.

El presidente Trump respondió a las críticas y pedidos de los gobernadores diciendo que no deben culpar al gobierno federal por sus propias fallas. Voa