El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que había que acabar con el embargo a Cuba y estimular la economía de la isla. Se convirtió en el primer gobernador de los Estados Unidos en visitar Cuba en más de 50 años y luego que el presidente Obama restableciera relaciones entre las dos naciones en diciembre del año pasado.

El gobernador Cuomo se reunió el primer día de su visita en La Habana con Rodrigo Malmierca Díaz, ministro de Comercio e Inversiones Extranjeras y con otros representantes del gobierno cubano. Hablaron de cómo estimular la economía para favorecer el intercambio comercial entre Cuba y el estado de Nueva York una vez se restablezcan las relaciones completamente.

La reunión se llevó a cabo durante un almuerzo en el Salón Baracoa del Hotel Nacional de la Habana. En su visita de dos días, el gobernador Cuomo también se reunió con el vicepresidente cubano Miguel Díaz Canel para hablar de los intercambios comerciales y culturales entre las dos naciones.

“Me siento orgulloso de lo que el presidente Obama está haciendo para reestablecer las relaciones con Cuba y estoy muy complacido con esta visita”, dijo el gobernador Cuomo en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel.

El gobernador Cuomo viajó con una comitiva del estado de Nueva York integrada por representantes de Master Card, la aerolínea JetBlue, las farmacéuticas Pfizer y Regeneron, además de productores agrícolas y representantes de medios de comunicación. Cada uno de estos representantes se reunió con representantes de la isla para discutir posibles relaciones de intercambio comercial.

El gobernador Andrew Cuomo con delagados del estado de Nueva York y el gobierno de Cuba.

El gobernador Andrew Cuomo con delagados del estado de Nueva York y el gobierno de Cuba.

El gobernador Cuomo caminó por la Vieja Habana y habló con la gente del común. También se subió a un carro de los años 50 que son comunes en Cuba. Además inauguró el Foro Empresarial Nueva York-Cuba en el Hotel Parque Central de la Habana.

El portal de Juventud Rebelde en Cuba, escribió que en el Aeropuerto Internacional José Martí, el gobernador Cuomo calificó de “productivo y mutuamente ventajoso”, el viaje realizado a la isla junto a una veintena de empresarios. El Gobernador neoyorquino aseveró que “el desarrollo de las relaciones plenas, diplomáticas, culturales, comerciales, sociales, permitirá abordar los temas coincidentes, y también los asuntos donde existen divergencias entre las dos naciones”.

Se anunció que el Instituto del Cáncer de Roswell Park, en Buffalo, y el Centro de Inmunología Molecular, en La Habana, van a trabajar conjuntamente en el desarrollo de una vacuna contra el cáncer de pulmón.

Durante todo su viaje, el gobernador Cuomo insistió en el desmonte del embargo que los Estados Unidos impuso a Cuba hace cinco décadas, el cual ha aislado y empobrecido a la isla. Varios legisladores estadounidenses de origen cubano se han opuesto al restablecimiento de las relaciones con Cuba. Sin embargo, el diálogo y el intercambio siguen avanzando.

Javier Castaño