La senadora Jessica Ramos. Fotos Javier Castaño

Más de 100 personas acudieron al cuarto foro comunitario de la senadora estatal Jessica Ramos. Hubo tamales mexicanos al comienzo y la senadora habló durante una hora sobre sus logros y cómo trabajan los legisladores en Albany para pasar las leyes. “Soy creyente del buen gobierno, quiero que la gente participe en las decisiones y que hayan más candidatos políticos”, dijo la senadora Ramos en el instituto para sordomudos de la calle 75 de Jackson Heigths, Queens.

Como presidenta del comité de trabajo, la senadora Ramos habló de las leyes que pasó en diversos frentes: la compensación de trabajadores, los lavadores de carros, los centros de llamadas, la seguridad en los ascensores y los empleados de las fincas del norte del estado de Nueva York.

“Es muy importante que todos llenemos el Censo del 2020 y que hagamos campaña en este sentido. Tenemos que buscar más transparencia y supervisión en la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA). Debemos implementar un sistema universal de salud y bajar los costos de la medicina. La Reforma Criminal debe hacerse para dejar de penalizar a los pobres y reducir la encarcelación masiva de las minorías. Las segregación en las escuelas debe terminar, así como estudiar en CUNY y SUNY debe ser gratis”, fueron algunas de las frases que pronunció la senadora Ramos.

“El problema más grande es que no estamos imponiendo suficientes impuestos en los ricos”, dijo la senadora Ramos.

Sobre los temas locales la legisladora estatal dijo, entre otras cosas, que habrá una línea especial para bicicletas en la avenida 34, el AirTrain conectará al Aeropuerto LaGuardia “no pertenece a esta comunidad porque solo favorece a quienes no viven en el vecindario”, el bus 66Q no funciona bien y pasa muy lleno, el puente de la calle 59 que conecta a Manhattan con Queens “es muy probable que tenga peaje” y hay que atacar el problema de los desamparados.

En el distrito 13 de la senadora Ramos hay más de 300 mil personas y algunas de las preguntas del público se relacionaron con la calidad de vida, como fue la creciente presencia de basura en las calles. “Hay que ponerle orden a los vendedores ambulantes”, dijo la senadora Ramos. “La prostitución es una realidad que a veces obedece al tráfico de personas y en otras ocasiones es la elección de una madre para alimentar a sus hijos. Es un problema humano que bebemos descriminalizar y asegurarnos que sea seguro y obedezca a un acuerdo entre dos personas”.

El público hizo preguntas durante el foro comunitario de la senadora Ramos.

La senadora Ramos también prometió reunirse con los representantes de los conductores de buses escolares cuyo seguro ha subido como espuma y sólo les deja dos alternativas: abandonar el negocio o subir la tarifa de transporte de los estudiantes. “Trabajaré con ustedes”, concluyó la senadora Ramos a las 8:50 de la noche.

Javier Castaño