Este auto es pequeño y glotón, aunque atractivo y seductor. Fotos cortesía

El nuevo Fiat 500 del 2019, no solo evoca al pequeño y encantador Cinquecento de la década de 1950, sino que representa un automóvil que ha existido durante tanto tiempo sin un rediseño, un clásico. Siempre lindo y rebosante de carácter italiano.

En el 2018 cambiaron su motor por uno turboalimentado de 135 caballos, muy ágil cuando se maneja en la ciudad. El Fiat 500 Abarth, de primer nivel, es la única versión que se siente enérgica, gracias a los 160 hp de su motor turbo-4 de 1.4 litros. Hay dos opciones de transmisión, una automática de 6 velocidades o la manual de 5 como la de nuestra prueba.

El interior del 500 es sorprendentemente amplio, al menos para los que viajen en los asientos delanteros. El auto está concebido para transportar a 4 personas… al menos en teoría. Los de atrás se verán en aprietos. Por eso las críticas. La posición de manejo es incómoda. Los de piernas largas como yo, encontraremos una posición de manejo algo alejada del volante, situación que no puede solucionarse, pues el ajuste telescópico es solo vertical y no se puede desplazar horizontalmente.

Fiat ha incorporado en los últimos años una pantalla táctil de Chrysler más actualizada, con el sistema UConnect, que ha mejorado considerablemente la funcionalidad. Es sencilla pero muy práctica. No es económico, 28 millas por galón en la ciudad y 33 en la autopista. El 500 es pequeño, pero “glotón”, en especial si lo comparamos con otros autos pequeños.

El interior de este auto es interesante, atractivo, aunque no muy espacioso.

Fiat ofrece el 500 en tres niveles de equipamiento: Pop, Lounge y Abarth. Este último está orientado al rendimiento. Puede actualizar cualquier modelo de un cupé a un Cabrio o convertible como el de nuestra prueba por unos $ 1,495 adicionales. El 500 viene con muchas opciones, 15 colores exteriores y 9 combinaciones de colores interiores.

$16,245 es el precio de entrada de un Pop manual. El Lounge asciende a los $19,745 mientras que el Abarth despega en los $20,495. Todos es tos precios son con transmisión manual. Agregar la transmisión automática costaría poco menos de $1,000 dólares.

Mas sobre autos en: Automotriz.TV

Roger Rivero