El candidato demócrata Ossoff va ganando las elecciones en Georgia por un margen muy reducido que le entregaría el control del Senado a su partido.

Con el control de la Cámara de Representantes, el Senado y la presidencia de los Estados Unidos, el Partido Demócrata no tiene ahora excusas y deberá, como prometió, reformar inmigración, apoyar a los soñadores (DACA), transformar el sistema de justicia, reducir el racismo y la discriminación, además de abrir el abanico de oportunidades para favorecer a las minorías de esta nación.

El demócrata Raphael Warnock derrotó en el estado de Georgia al republicano Kelly Loeffler y se convierte así en el primer senador federal negro en representación del sur de los Estados Unidos. Para que los demócratas tomen el control del Senado es necesario que Jon Ossoff venza a su oponente republicano David Perdue y eso es lo que está sucediendo. Aunque el margen de ganancia es muy estrecho y se espera que los republicanos desafíen el resultado de las elecciones..

En la mañana del miércoles, el documentarista Ossoff, quien tiene 16 mil votos de ventaja, proclamó victoria sobre su oponente Perdue.”Unámonos para vencer este virus y acelerar la entrega de recursos económicos a quienes más lo necesitan”, dijo Ossoff. “Le agradezco a los votantes de Georgia y si votaron por mi o no, seré su senador”.

Con el triunfo de Ossoff, el Senado para a ser controlado por Charles Schumer, senador el estado de Nueva York.

No solo es una derrota para el Partido Republicano, sino para el presidente Donald Trump, quien aún no ha reconocido su derrota frente al demócrata Joe Biden. Este miércoles hubo una demostración en Washington para apoyar al presidente Trump. El mismo día que se espera que el Senado ratifique el triunfo de Biden y el vicepresidente Mike Pence acepte la derrota de su Partido Republicano.

“Los estados quieren corregir sus votos, ya que saben que están basados en irregularidades y fraude, además de un proceso corrupto que nunca recibió aprobación legislativa. Todo lo que tiene que hacer Mike Pence es enviarlos de regreso a los Estados, Y GANAMOS. ¡Hazlo, Mike, este es un momento de extremo coraje!”, dijo Trump en un mensaje de Twitter.

El proceso de las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos llega a su fin este miércoles 6 de enero con la certificación por el Congreso de los votos del Colegio Electoral, lo que deberá sellar la victoria de Joe Biden en los comicios del 3 de noviembre.

En ese sentido, la sesión del Congreso del 6 de enero deberá confirmar los votos emitidos por el Colegio Electoral el 14 de diciembre: 306 para el candidato demócrata Joe Biden y 232 para el presidente Donald Trump.

Los procedimientos para la sesión quedaron establecidos en la Ley de Conteo Electoral de 1887.

Raphael Warnock hablando sobre su triunfo como senador del estado de Georgia.

LA MIRADA EN GEORGIA

El Partido Demócrata de Estados Unidos estaba este miércoles más cerca de controlar el Senado federal tras la proyectada victoria del reverendo Raphael Warnock en una de las dos elecciones de segunda vuelta en el estado de Georgia, mientras la otra estaba demasiado reñida para declarar un ganador.

Warnock derrotaría a la senadora Kelly Loeffler, en una contienda en que los medios de prensa lo proyectaron como ganador con una ventaja de más de 40.000 votos con casi todas las boletas contadas en una de las elecciones del martes

 

“Nos dijeron que no podríamos ganar esta elección, pero esta noche probamos que con esperanza, trabajo duro y el pueblo a nuestro lado todo es posible”, dijo Warnock en un mensaje a sus simpatizantes tarde en la noche del martes.

En la otra elección al Senado, el demócrata Jon Ossoff, un productor de documentales de televisión, lideraba por menos de 4.000 votos al republicano David Perdue, quien busca un segundo término de seis años en el Senado.

Hasta la votación del martes, los republicanos controlaban el Senado de 100 puestos con un margen de 50-48 y solo necesitaban una victoria en Georgia para mantener la mayoría y frenar muchas propuestas legislativas del presidente electo Joe Biden después que tome posesión el 20 de enero.

Con el triunfo de Warnock, una victoria de Ossoff dejaría un Senado dividido 50-50, donde la vicepresidenta electa Kamala Harris, quien preside la Cámara, sería el voto decisivo en votaciones empatadas.

Los demócratas ya controlan la Cámara de Representantes. Con el control de ambas cámaras del Congreso, Biden pudiera ofrecer más propuestas de su agenda, como la mejoría del sistema de atención de la salud, restaurar los controles ambientales aliviados por el presidente Donald Trump y cambios en el sistema de in inmigración.

El partido que controla el Senado también establece el calendario legislativo, determinando los temas que se someterán a votación y manteniendo una mayoría en los comités. Con información de Voa