El Día Mundial del SIDA es una oportunidad para recordar y honrar las más de 36 millones de vidas en todo el mundo que fallecieron debido al VIH, incluidas más de 700.000 personas en los estadounidenses. También es una oportunidad para dar un vistazo sobre cuánto hemos avanzado y el progreso que hemos logrado. Han sido 40 años de lecciones, desafíos y dificultades. Pero derrotar al VIH está al alcance mediante la creación de un acceso equitativo y una voz unificada para abordar el impacto desproporcionado que el VIH ha tenido en muchas comunidades, incluidas las comunidades de color, hombres gays y bisexuales, Latinas cis y comunidades Transgénero y de género no conforme.
De acuerdo con el tema del Día Mundial del SIDA de este año “Derrotar la epidemia del VIH: acceso equitativo, con la voz de todos y todas”, debemos garantizar una salud óptima para todas las personas que viven con VIH, prevenir nuevos casos de VIH, abordar los estigmas sociales y crear un acceso equitativo a prevención, tratamiento y atención a todas las comunidades. Debemos apoyar a quienes están experimentando el mayor impacto de la epidemia del VIH.
“Necesitamos construir estrategias sociales sólidas, enfoques comunitarios sólidos y un sistema de atención médica integrado libre de estigma que aborde la homofobia, la xenofobia, la misoginia y el racismo institucional”, afirmó Guillermo Chacón, presidente de la Comisión Latina sobre el SIDA. y fundador de la Red Hispana de Salud. “Necesitamos asegurarnos de que los mensajes de prevención y atención se creen en asociación con las comunidades más afectadas por el VIH, en particular las personas que viven con el VIH, y se den de una manera cultural y lingüísticamente relevante”.
Hoy, la Comisión Latina sobre el SIDA también reconoce el trabajo de nuestro Centro Oasis para el Bienestar Latinx LGBTQS+ que recibirá el Reconocimiento Especial de la Comisionada del Estado de Salud de Nueva York en el Día Mundial del SIDA, así como a nuestro propio Leandro Rodríguez, Vicepresidente de Programas, quien recibirá el mismo reconocimiento por su destacado servicio y apoyo a los esfuerzos del Estado de Nueva York sobre el VIH.