Personal de rescate en Oaxaca.

El desgajamiento de un cerro en la comunidad indígena de Santa María Tlahuitoltepec, en la región Mixe, Oaxaca, localizada a poco más de 250 kilómetros de la capital, sepultó cuatro viviendas donde habitaban al menos 11 personas, ocho menores (todos integrantes de la Orquesta Filarmónica del lugar) y tres adultos, entre ellos el regidor de Salud del ayuntamiento, Eduardo Hernández, quienes están en calidad
de desaparecidos.

El gobernador Ulises Ruiz, y el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, descartaron dar un balance de fallecidos hasta que concluyan las labores de rescate.

En conferencia de prensa en el hangar del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en Oaxaca, ambos funcionarios informaron que resultaron afectadas cuatro viviendas, dos están totalmente sepultadas y dos semisepultadas.

En el lugar del deslave se encuentran 462 personas de apoyo, 170 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, 47 bomberos, 20 servidores públicos y 125 elementos de la Policía Federal y 100 de la estatal, además de trabajadores de Protección Civil y la Cruz Roja.

En compañía de la coordinadora de Protección Civil, Laura Gurza, Ulises Ruiz y Blake Mora reiteraron que es imposible el acceso vía aérea por las inclemencias del tiempo, y advirtieron que de acuerdo con pronósticos de la Comisión Nacional del Agua se mantendrán las lluvias en el estado, sobre todo en zonas montañosas, por lo que se suspendieron las labores de búsqueda.

De acuerdo con las autoridades locales, el alud ocurrió durante la madrugada como consecuencia de las intensas lluvias que ha dejado a su paso el huracán Matthew, lo que provoca severos reblandecimientos en la serranías oaxaqueñas.

Por su parte, el subprocurador de Justicia, Netolín Chávez, confirmó que hay dos casas totalmente enterradas y dos parcialmente.

Informó que de acuerdo con los testigos, en una de las moradas habitaban siete personas y en otra cuatro “todos hasta el momento siguen reportados como desaparecidos, no podemos hablar de muertos hasta que localicemos los cadáveres”.

Luego de darse a conocer los hechos, el presidente Felipe Calderón instruyó al secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, a coordinar las acciones de operación y rescate.

Alejandro Poiré, vocero de seguridad nacional, señaló que Blake Mora estará al frente de la coordinación general de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, Comunicaciones y Transportes, así como de la Comisión Federal de Electricidad, Petróleos Mexicanos y Protección Civil, para prestar de manera oportuna todo el apoyo a pobladores
y autoridades.

Mientras tanto, las secretarías de la Defensa y de Marina pusieron en marcha el Plan DN-III-E y Plan Marina, respectivamente, para auxiliar a las familias afectadas.

Distintas versiones

Los hechos se dieron a conocer desde muy temprano el martes, cuando el gobernador, Ulises Ruiz, entrevistado por Carlos Loret de Mola en Primero Noticias, afirmó que un alud de una extensión de 200 metros sepultó entre 100 y 300 viviendas, por lo que se podían contabilizar entre 500 y mil personas afectadas.

El presidente municipal del lugar afectado, Antonio Martínez, dijo por su parte que habían sido sepultadas al menos 100 viviendas.

En tanto, el secretario de Bienes Comunales de Santa María Tlahuitoltepec, Donato Vargas, en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, informó que tras el recorrido que se realizó en la zona del derrumbe se tenía el registro de 11 desaparecidos y 10 casas dañadas.

Por la tarde, al asegurar que se hará todo lo posible por rescatar a las víctimas, el presidente Felipe Calderón informó que de acuerdo con datos preliminares, el gobernador de Oaxaca le habló de siete muertos y un número indeterminado
de desaparecidos.

El mandatario federal informó que los primeros elementos de las fuerzas armadas habían arribado al lugar caminando después del mediodía, para iniciar de inmediato las labores de rescate y que esperaba reportes desde ahí.

Interrogado sobre la cifra de desaparecidos, el presidente Calderón se limitó a contestar que “es una cifra alta”, aunque dijo que no quería dar un dato equivocado. Agregó que se hará todo lo posible para ayudar a la población y “si es necesario recurrir a ayuda internacional lo haremos. No vamos a escatimar ningún esfuerzo, ningún recurso”.

Se alertó

El pasado 13 de septiembre, el diario Oaxaca Hoy en su edición digital informó que el desprendimiento de una gran parte del cerro en Santa María Tlahuitoltepec Mixe que provocó que los muros de los domicilios cercanos empezaran a desmoronarse debido al desnivel de la tierra.

Advertía que de un momento a otro el cerro podía hundirse y con él decenas de viviendas, por lo que, de acuerdo con el diario, autoridadesdes de Protección Civil instruyeron al presidente municipal a que evacuara la zona de inmediato.

Se informó que sólo cuatro viviendas resultaron afectadas. Foto: Luis Alberto Cruz

El apoyo

El Gobierno del Distrito Federal envió equipo y personal especial, además de perros entrenados, para coadyuvar en las acciones de rescate, informó el mandatario capitalino, Marcelo Ebrard.

Debido a las dificultades del terreno donde ocurrió la tragedia y las condiciones climatológicas, el GDF reunió un grupo de especialistas al que se sumaron los cuerpos de rescate de la UNAM y Protección Civil de Ecatepec, Estado de México.

Por su parte, el presidente de la Cruz Roja Mexicana, Daniel Goñi Díaz, informó que trasladaron 160 elementos, entre socorristas, paramédicos y especialistas en evaluación de daños, para participar en las labores de rescate.

“Anarquía”

El titular de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, aseguró que existe una “anarquía” en los estados que permiten los asentamientos irregulares y provocan tragedias como la ocurrida en Oaxaca.

En la comparecencia ante la Comisión de Recursos Hidrológicos del Senado, hizo un llamado a los legisladores para conseguir una ley que garantice el ordenamiento territorial.

Milenio