El Departamento de Salud lanzó esta semana una nueva campaña mediática para educar a los adolescentes sobre los peligros de los cigarrillos electrónicos. Los vídeos de ritmo rápido alertan a los jóvenes de los peligros de la adicción a la nicotina y los productos de vapeo, incluyendo la presencia de sustancias químicas tóxicas, como el formaldehído y el benceno, que pueden causar cáncer, o de metales pesados como el níquel, el estaño y el plomo. Una cápsula de un cigarrillo electrónico popular, JUUL, puede contener tanta nicotina como un paquete entero de cigarrillos. La campaña, valorada en 300 000 dólares, se llevará a cabo en plataformas digitales, incluyendo Instagram, Snapchat, Twitter, YouTube, Hulu, Facebook y Google.

«Los cigarrillos electrónicos ponen a los adolescentes en riesgo de adicción a la nicotina y los exponen a sustancias químicas peligrosas», dijo la comisionada de Salud, la Dra. Oxiris Barbot. «No podemos quedarnos sin hacer nada mientras las grandes compañías de tabaco enganchan a una nueva generación a la adicción a la nicotina a través de publicidad dirigida y sabores tentadores. Debemos eliminar del mercado la nicotina con sabores como goma de mascar, mango, menta y mentol de una vez por todas».