Donald Trump y Joe Biden debatiendo en televisión.

Por Javier Castaño 

Estados Unidos salió perdiendo después del primer debate entre Donald Trump y Joe Biden. Ninguno de los dos mostró altura política para ganarse la confianza de los votantes.

El presidente Trump, republicano, se negó a condenar a los supremacistas blancos y tildó a su oponente de “socialista, incapaz, bruto y destructor”. Biden, demócrata, calificó a Trump de “payaso, racista y mentiroso”.

Este debate se realizó en Cleveland, Ohio. El primero de tres. El tema de inmigración y la comunidad latina de esta nación no se tuvo en cuenta. En realidad, ningún tema fue debatido con altura y los candidatos a la presidencia no estrecharon la mano ni al comienzo o final de este circo político.

“Estamos nominando a una mujer a la Corte Suprema porque gané las lecciones y tenemos el control del senado”, dijo Trump cuando respondió a la primera pregunta del moderador Chris Wallace de Fox News.

Las elecciones a la presidencia son el próximo martes 3 de noviembre y Trump, quien interrumpió a Biden 67 veces, dijo estas frases: “Los demócratas quieren que este país sea socialista y le están enseñando a la gente a odiar esta nación”, “Hemos hecho un buen trabajo con respecto al Covid-19”, “estoy rebajando el precio de las medicinas”, “he pagado millones en impuestos” y “estas elecciones van a ser un fraude”.

Biden, quien interrumpió menos veces al presidente Trump, dijo: “Salgan a votar en noviembre”, “este presidente no tiene un plan y quiere destruir el Obamacare”, “¿por qué no muestra sus impuestos?”, “Mi hijo no es corrupto y peleó en la guerra por esta nación” y “la violencia no es la solución y debemos unirnos”.

Este año el voto por correo es muy importante y Trump se negó a afirmar que aceptaría cualquier resultado de las elecciones, pierda o gane. “Estén pendientes de lo que pasa”, dijo Trump al referirse a los Pround Boys, un grupo de ultra derecha que apoya su reelección.

Este año no se conocerá el resultado de la votación la noche de elecciones y quizás hasta dos o tres semanas después.

Dos temas importantes que se debatieron de manera superficial fueron el cambio climático y el llamado Green New Deal (plan para construir una sociedad más justa, equitativa y democrática).

Biden dijo que no apoyaba el Green New Deal, pero que estaba de acuerdo con la implementación de la energía renovable y nuevos trabajos que respeten el medio ambiente. “Hay que proteger el Amazonas”, dijo Biden.

Trump dijo que quería agua y aire puro, que se están plantando millones de árboles y que el Green New Deal no es práctico porque cuesta más de 100 trillones de dólares. “Tenemos que aprender a administrar mejor los bosques”, dijo Trump.

Biden dijo que no estaba de acuerdo con quitarle los fondos a la policía y que la uniformada necesita educación y asistencia. Trump dijo que alguien tiene que hacer algo en contra del antifascismo de la izquierda y que su tarea ha sido reconstruir las bases militares y apoyar a los veteranos de guerra.