Si sale a la calle protéjase como este joven que hace entregas a domicilio en Queens. Fotos Javier Castaño

Si es una persona o empresario, lea esta información suministrada por al ciudad de Nueva York. Siga los procololos para cuidar su salud y la de todos. Infórmese de qué empresas pueden seguir trabajando y quines pueden salir a la calle sin problemas:

Los coronavirus son un grupo de virus que pueden causar enfermedades que van desde enfermedades leves, como un resfriado, hasta enfermedades más graves, como la neumonía. Recientemente, se detectó un nuevo coronavirus que no se había detectado anteriormente en humanos. La enfermedad, llamada COVID-19, puede ser transmitida de persona a persona.

Existe una amplia transmisión comunitaria de COVID-19 en la ciudad de Nueva York, lo que significa que se desconocen las fuentes de las nuevas infecciones. Todos en la ciudad de Nueva York deben actuar como si hubieran estado expuestos al COVID-19. Deben vigilar su salud de cerca y quedarse en casa. Solo salga para obtener suministros y servicios esenciales, como alimentos o atención médica urgente.

Al quedarse en casa, ayudará a frenar la propagación de COVID-19 y protegerá a otras personas de enfermar gravemente y morir. Además, así protege a los trabajadores esenciales, incluyendo los proveedores de atención de salud y los trabajadores minoristas, que deben seguir trabajando. Los trabajadores esenciales deben mantenerse saludables para seguir prestando servicios, como el cuidado de los enfermos y el suministro de alimentos y provisiones.

Síntomas, riesgos crónicos para la salud

Los síntomas de COVID-19 comúnmente incluyen fiebre, tos, dolor de garganta o dificultad para respirar. La mayoría de las personas con COVID-19 tienen síntomas leves o moderados y se recuperan completamente sin complicaciones. Con menos frecuencia, COVID-19 puede provocar neumonía, hospitalización o muerte.

Las personas que tienen mayor riesgo de contraer enfermedades graves son los adultos mayores de 50 años o las personas que tienen afecciones de salud crónicas, como:

  • Enfermedad del pulmón
  • Enfermedad del corazón
  • Diabetes
  • Cáncer
  • Un sistema inmunológico débil

Prevención

No existen vacunas disponibles para COVID-19. Sin embargo, la investigación en vacunas y medicinas está en marcha. Las precauciones que se describen a continuación pueden ayudarle a mantenerse saludable.

Por lo general, no es necesario usar una mascarilla si no se siente enfermo. Debe usar una mascarilla si su proveedor de atención de salud se lo indica. De lo contrario, las mascarillas deben reservarse para el sistema de atención de salud.

Evite comer en lugares donde tenga que sentarse o permanecer al lado de otras personas, así sea en la calle o los parques. Mantenga una distancia de dos metros con las demás personas. Foto Javier Castaño

Actividades diarias

    • Quédese en casa. Todos los neoyorquinos, sanos o enfermos, deben quedarse en casa. Solo debe salir de su hogar para realizar tareas esenciales, como trabajar (si trabaja para una empresa o entidad esencial), o para obtener alimentos, suministros o atención médica urgente. Intente utilizar los servicios de reparto cuando sea posible.
      • Cuando deba salir para realizar tareas esenciales, mantenga una distancia mínima de seis pies (un metro y medio) entre usted y los demás.
    • Lávese las manos con agua y jabón con frecuencia, durante al menos 20 segundos cada vez, o use un desinfectante para manos a base de alcohol.
    • No se toque la cara a menos que se haya lavado las manos recientemente.
    • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo o manga al estornudar o toser. No use sus manos.
  • No se dé mano. Haga un gesto con la mano.

Si está enfermo, quédese en casa

    • Si está enfermo, quédese en casa todo el tiempo. Si no se siente mejor en tres o cuatro días, consulte a su médico. Llame, envíe un mensaje de texto, utilice la telemedicina o el portal del paciente para ponerse en contacto con su médico.
    • Si no está gravemente enfermo, evite el ir al departamento de emergencias y otros lugares donde busca atención de salud. Quédese en casa y mantenga el acceso a la atención de salud disponible para otras personas con enfermedades más graves.
    • Si necesita ayuda para obtener atención médica, llame al 311. Puede recibir atención médica en la ciudad de Nueva York, independientemente de su estado migratorio o su capacidad de pago.
  • Puede salir de su casa cuando sea cierto todo lo siguiente:
    • Han pasado siete días desde que empezaron los síntomas.
    • No ha tenido fiebre durante tres días sin el uso de medicamentos antifebriles.
    • Sus síntomas de tos o dolor de garganta han mejorado.

Autosupervisión y pruebas

Mientras esté en casa, controle su salud. La autosupervisión significa controlar si tiene fiebre y permanecer alerto a los síntomas de COVID-19 —fiebre, tos, dificultad para respirar y dolor de garganta.

Si cree que tiene COVID-19 y su enfermedad es leve, no necesita ver a su proveedor de atención de salud y no se le realizará ninguna prueba. La obtención de una prueba no cambiará lo que su proveedor le dirá que haga para que mejore su salud. Le dirá que se quede en casa para que no enferme a otras personas.

A menos que esté hospitalizado y un diagnóstico afecte su atención, no se le hará ninguna prueba. Limitar las pruebas protege a los trabajadores de la salud y ahorra suministros médicos esenciales, como mascarillas y guantes, que escasean.

Cuando debe consultar a su proveedor de atención de salud

Usted debe contactar con un proveedor si tiene fiebre, tos, dificultad para respirar u otros síntomas de resfriado o gripe y no se siente mejor después de tres o cuatro días. Contacte con su proveedor por teléfono o en línea en lugar de ir en persona.

Su proveedor decidirá si necesita ir a buscar atención médica.

Si necesita ayuda para encontrar un proveedor de atención médica, llame al 311.

Obtenga ayuda para el estrés, salud mental

Este brote puede ser estresante para usted, sus seres queridos y sus amigos. Es natural sentirse abrumado, triste, ansioso y asustado, o experimentar otros síntomas de angustia, como problemas para dormir.

Si se siente abrumado por los síntomas de estrés, puedes ponerse en contacto con los consejeros capacitados en NYC Well, un servicio de apoyo de salud mental gratuito y confidencial.