Contralor Scott Stringer visitando Queens. Foto Javier Castaño

Carta abierta a los trabajadores: ustedes tienen derechos laborales independientemente de su estatus migratorio

Por Scott Stringer

Estimado neoyorquino:

Como muchos de ustedes saben, mi oficina hace cumplir las leyes salariales prevalecientes, tanto estatales como locales.

Eso significa que, si usted ha realizado trabajos de construcción en un proyecto de obras públicas de la ciudad de Nueva York o ha sido empleado de un servicio de construcción a través de un contrato de la ciudad o en un edificio con exención de impuestos de propiedad de vivienda asequible, entonces puede tener derecho a los salarios prevalecientes y beneficios, independientemente de su estatus migratorio.

A menudo, los trabajadores no saben que nuestra oficina ha recaudado dinero en su nombre. Otras veces, los trabajadores tienen miedo de presentarse por temor a represalias por parte de su empleador o por su estatus migratorio. Si cree que recibió un sueldo bajo en un trabajo financiado por la Ciudad, sin importar quién sea o de dónde sea, infórmenos.

Trabajamos para recuperar los salarios no pagados con intereses, y recaudamos dinero para los trabajadores, independientemente de su estatus migratorio o de si todavía viven en la ciudad de Nueva York o se han mudado a otro estado o país.

Debido a que los trabajadores informados son sus mejores defensores, mi oficina ha comenzado una nueva iniciativa para multar a los contratistas que no notifiquen por escrito a sus empleados sobre su derecho a recibir los salarios y beneficios vigentes. Los trabajadores que conocen sus derechos tienen menos probabilidades de ser explotados por empleadores sin escrúpulos.

Desde que asumí el cargo en 2014, hemos tasado más de $28 millones de dólares a contratistas de la ciudad en salarios prevalecientes no pagados con intereses y multas, devolvimos más de $13.5 millones a los trabajadores y hemos vetado a más de 50 contratistas que se aprovecharon de los trabajadores a través de contratos de obras públicas estatales y municipales.

Y lo hemos hecho porque la gente se presentó. Ningún neoyorquino debería ser explotado, y ningún neoyorquino debería ser ilegalmente mal pagado, independientemente de su estatus migratorio. Juntos, podemos hacer que el pago de un día honesto por un día honesto sea una realidad en obras financiadas por la ciudad.

Los trabajadores que creen que pueden haber sido mal pagados en obras financiadas por la ciudad pueden llamar a nuestra línea directa de leyes laborales al 212.669.4443, escribirnos a nuestro correo electrónico a laborlaw@comptroller.nyc.gov o visitar la página www.comptroller.nyc.gov