Manifestaciones a favor y en contra de la construcción de un centro cultural que incluirá una mezquita en su interior, se produjeron durante el fin de semana en Nueva York.

Las protestas, reveladoras del grado de tensión que el tema ha generado, incluyeron a centenares de personas que marcharon cerca del lugar donde ocurrieron los atentados del 11 de septiembre del 2001. Los dos grupos de manifestantes portaban banderas de Estados Unidos.

La policía mantuvo a los grupos de manifestantes separados y sólo se registraron algunos pequeños incidentes verbales. Las protestas se realizaron bajo una lluvia persistente en Nueva York.

Mientras los opositores a la construcción mostraban carteles y pancartas donde vinculando al Islam con los ataques del 11 de septiembre y el terrorismo, los defensores de la constrccuón del centro cultural reclamaban la defensa del derecho a la libertad de religión y a decirle no el racismo.

Construir la mezquita en otra parte

Los grupos que se oponen a la construcción del centro islámico de 13 pisos y una mezquita a dos cuadras del lugar en que se encontraba el Centro Mundial de Comercio, y que demandará una inversión de $100 millones de dólares, sostienen que se debería construir en otra parte.

El reclamo al que incluso el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prefirió no contestar, es sobre si es prudente construir la mezquita en el lugar.

La canción de Bruce Springsteen “Born in the USA” (Nacido en Estados Unidos) se escuchaba a través de altoparlantes mientras los opositores a la propuesta coreaban “¡No a la mezquita!”

Steve Ayling, un plomero de 40 años dijo que la gente que está impulsando la construcción de la mezquita “es la misma gente que destruyó las torres gemelas”.

El proyecto

El proyecto para construir la mezquita lo encabezan el imán Feisal Abdul Rauf y su esposa, Daisy Khan, los cuales insisten en que el centro promoverá el islam moderado.

La disputa ha desatado un debate nacional en torno a la libertad religiosa y los valores estadounidenses, y se está convirtiendo en un tema de la campaña electoral para las legislativas.

Los manifestantes a favor de la construcción del centro cultural, como el caso del doctor Alí Akram recordó que quienes se oponen a la construcción de la mezquita, son los mismos que “le enseñan a sus hijos acerca de la libertad de religión en Estados Unidos, pero no practican lo que predican”, señaló Akram.

VOA