El otoño es hermoso, hay que protegerse del frío y no dejar de hacer ejercicio.

Realizar ejercicio físico, descansar y comer bien, tener cuidado con el frío y vacunarse son algunas de las pautas que deben tenerse en cuenta durante el otoño. En esta época del año todos regresamos a las actividades cotidianas y el calor se aleja. Hay que cambiar algunos hábitos.

  1. Reanudar la pauta de ejercicio físico

Es un modo excelente de ayudar a la salud física y mental. Reanudar la actividad física debe hacerse despacio, sobre todo si durante el verano no se ha estado demasiado activo. Los ejercicios de tipo aeróbico son muy aconsejables, como andar, correr, montar en bicicleta o nadar.

  1. Asegurarse un buen descanso

Durante el otoño, algunas personas notan un cambio en su estado de ánimo. A menudo, uno se siente más cansado de lo habitual. Esto ocurre por la disminución de las horas de luz solar, con respecto a los días de verano. Cuando el cuerpo se somete a menos de luz, segrega más niveles de melatonina, la hormona encargada de regular los patrones de luz y oscuridad. Hay que dormir al menos 8 horas y hacer un siesta de 20 minutos.

  1. Seguir una dieta variada, sana y equilibrada

Debemos de mantener el sistema inmune fuerte a fin de que pueda hacer frente a la llegada del frío. Una alimentación sana y equilibrada, basada en productos ricos en vitaminas y minerales ayudará a prevenir gripes y catarros. Es importante comer más calabaza, col, setas, judías secas, alubias, acelgas, espinacas, berenjenas y boniato. También manzanas, mandarinas, granadas, naranjas, uvas y frutas del bosque como moras, arándanos o grosellas.

  1. Cuidado con el frío

Para enfrentar la llegada del frío hay que exagerar la higiene puesto que los resfriados en esta época se transmiten a través del aire cuando alguien tose o estornuda. Debe evitarse el contacto directo con las personas enfermas y lavarse bien las manos con agua y jabón. También debe tenerse especial cuidado con espacios cerrados o que tienen una mala ventilación.

  1. Otoño, época de vacunarse

La gripe es una de las infecciones víricas más habituales en invierno. Una buena manera de evitarla es la vacunación, y la mejor época para hacerlo es el otoño, en octubre y noviembre. Hay que cuidar de los niños y los mayores de 60 años, además de las embarazadas.

Montse Arboix