Los cursos de OSHA son para evitar accidentes.

Si usted es obrero de construcción o dueño de una empresa de construcción y no quiere ser multado por la ciudad de Nueva York, debe tomar las clases de OSHA antes del domingo primero de diciembre de este año.

Melanie E La Rocca. Foto cortesía

“El entrenamiento es crucial para la seguridad y los constructores deben asegurarse que sus obreros estén bien entrenados antes de la fecha límite”, dijo Melanie E. La Rocca, comisionada de edificios de esta ciudad (DOB). “Hemos hecho nuestra campaña, pero al final los constructores son los responsables por no cumplir con las clases”.

Los obreros tienen que haber cumplido las clases de OSHA de 30 horas y los supervisores haber tomado las clases de 62 horas de entrenamiento. En este ciudad hay más de 7,000 lugares de construcción que están activos.

En los cinco condados de Nueva York hay varios sitios para tomar las clases y el Departamento de Servicios para Pequeños Negocios (SBS) puede ayudar a pagar los gastos cuando la obra tiene menos de 15 obreros.

Esta ley es conocida como Local Law 196 y cuando se implemente por completo en septiembre del 2020, todos los obreros deberán haber cumplido 40 horas de entrenamiento en seguridad de construcción.

Para mayor información puede llamar al 311 o visitar esta página digital: www.osha.gov/dte/outreach

La administración del alcalde Bill de Blasio también ha realizado jornadas para informar y alertar a los obreros y constructores sobre la fecha límite para tomar los cursos de OSHA.

Bitta Mostofi, comisionada de la oficina del alcalde para asuntos de inmigración, dijo que “los obreros inmigrantes son vitales para la economía de la ciudad de Nueva York y estos cursos son por su seguridad y bienestar”.