Fiscal estatal Letitia James frente a la corte de Manhattan. Foto Fiscalía NYS

Al presidente Trump le volvió a salir el tiro por la culata. Sigue insistiendo en que el Censo no debe contar a los indocumentados de esta nación, pero las leyes se interponen en su camino.

Un panel de tres jueces federales del Distrito Sur de Nueva York tomó la decisión que “el presidente Trump viola la Constitución al no querer contar el total de personas que viven en cada estado y de esta manara asignar el número de miembros de la Casa de Representantes de los Estados Unidos”.

Conforme al fallo de los jueces, el Departamento de Comercio no puede compartir información de los inmigrantes indocumentados una vez llenen el formulario del Censo 2020.

El año pasado el presidente Trump también quiso añadir en el censo la pregunta de ciudadanía, pero el Tribunal Suprema no le permitió hacerlo.

En julio de este año la administración de Trump ordenó al Departamento de Comercio a que excluyera del Censo 2020 a los indocumentados y por eso fue demandado en la corte federal. Letitia James, fiscal del estado de Nueva York, fue una de las demandantes.

“El más reciente intento del presidente Trump de perjudicar el censo, excluyendo a los indocumentados, ha fracasado”, dijo la fiscal James.

Sin embargo, se espera que este estado pierda una silla en la Casa de Representantes debido al bajo número de personas llenando el Censo 2020.