La Canciller de las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, Carmen Fariña, tuvo otra reunión con representantes de la prensa étnica. Dijo que está muy complacida con la forma como los estudiantes empezaron el nuevo año escolar a comienzos de septiembre.

“Tuvimos 200 nuevos directores y todas las escuelas comenzaron por primera vez en la historia con su respectivo director, además del apoyo necesario para todos los estudiantes, incluyendo los de educación especial”, dijo Fariña. “Los programas bilingües y de doble idioma también comenzaron bien. Nuestro propósito es hacer que el sistema educativo sea más eficiente”.

La Canciller Fariña también agradeció el papel que los medios de comunicación étnicos están desempeñando en la transmisión del mensaje educativo a las familias de la ciudad de Nueva York. A su lado se hallaban Yolanda Torres, Superintendente Ejecutiva de la Participación de la Comunidad y la Familia del Departamento de Educación (DOE) y Josh Wallack, Vicecanciller del Departamento de Estrategia y Política del DOE.

La Canciller Fariña destacó que más de 65,000 niños se han registrado en el nuevo programa de kindergarten, pero que “los números no importan tanto como la calidad de la educación”. Añadió que el DOE necesita más profesores extranjeros que hablen diversos idiomas y que es indispensable alentar a los padres de familia a que participen en las reuniones. Los sábados, el DOE recibe e instruye en su sede del bajo Manhattan a padres que deseen aprender sobre el sistema educativo y participar en la educación de los estudiantes.

Se habló de la sobrepoblación estudiantil, de la construcción de nuevos planteles y de los esfuerzos para que los estudiantes de escuela superior puedan ingresar a la universidad (colleges). “Todos hemos escuchado recientemente al alcalde Bill de Blasio cuando habló de cómo mejorar el acceso a la universidad, inclusive de aquellos que no tienen documentos”, dijo la Canciller Fariña.

Todo nuestro esfuerzo es para hallar lo que mejor se adapte a nuestros niños y contribuya a mejorar su nivel educativo”, concluyó la Canciller Fariña.

Javier Castaño