El plástico es el gran enemigo del medio ambiente y crea injusticia social.

Por Javier Castaño.

“Hay una estrecha relación entre el plástico y la injusticia social”, dijo Marcela Gutiérrez-Graudins, fundadora y directora de Azul, una organización sin ánimo de lucro enfocada en proteger los mares y las playas. Su mayor objetivo es defender a la comunidad latina de las injusticias sociales ocasionadas por la contaminación del medio ambiente.

Azul acaba de publicar un informe titulado ‘En estado de negligencia: el impacto de la contaminación plástica en la justicia ambiental’. Es decir, la contaminación por plástico obstaculiza el desarrollo sostenible de comunidades pobres y marginadas. El informe fue presentado en conjunción con el Programa del Medio Ambiente de la ONU.

“El reciclaje es una mentira porque menos del 10% del plástico se recicla, la producción y comercialización del plástico va en aumento y se están creando islas de plástico en el mar y las playas”, dijo Marcos Orellana, relator especial de la ONU sobre tóxicos y derechos humanos. Orellana dijo que no hay un sistema estricto de regulaciones, el plástico está afectando a grupos minoritarios e indígenas, destruye el medio ambiente y los estados no se sienten obligados a cambiar las normas porque no tienen que rendir cuentas a la población.

“Además, la desinformación sobre el plástico es para mantener el status quo”, añadió Orellana. “Entre 1973 y el 2011, el esperma masculino se ha reducido en 60% debido al mal uso del plástico y otros materiales tóxicos. Si seguimos así, para el 2045 la mayoría de los hombres no podrán engendrar”.

Alejandra Parra, de la Red de Acción de los Derechos Ambientales (RADA), dijo que todos los plásticos son peligrosos, inclusive el polietileno expandido que se usa en la construcción. “Hay materiales invisibles que contienen plástico y ocasiones enfermedades graves”, dijo Parra. “Promovemos basura cero y condenamos las normas de reciclaje por sus problemas en la recolección, almacenamiento y procesamiento”.

Parra reconoció que el principal problema son las grandes empresas que hacen ‘lobby’ para seguir produciendo plástico y reducir las leyes que afectan sus ingresos económicos. ”Negocian con los políticos”, dijo Parra.

Uno de los peores plásticos es el usado en las botellas de agua y también aquellos que se usan una sola vez, como los utensilios de plástico y las cajas de plástico para empacar comida.

Andrés del Castillo, abogado del Center for International Environmental Law, dijo que el plástico ha ocasionado una crisis mundial de salud y justicia social. “Debemos reparar a las víctimas de materiales tóxicos como el plástico y aquellas comunidades que se han quedado sin agua por el mal uso de subsuelo, como el fracking”, dijo Castillo.

El moderador fue Raúl Pacheco-Vega, profesor, periodista y experto en el tema del medio ambiente. “En la solución debemos incluir a los recicladores, quienes están en peligro de desaparecer porque ahora compiten con grandes empresas recicladoras”, concluyó Pacheco-Vega.