La congresista Alexandria Ocasio-Cortez frente al micrófono en el Hospital Elmhurst de Queens. Fotos Javier Castaño

“La pandemia fue una tragedia y perdimos miembros de nuestra comunidad, pero agradezco que el Hospital Elmhurst le demostró al mundo que puede salvar vidas y proveer una atención médica excelente”, dijo la congresista Alexandria Ocasio-Cortez. “La fortaleza de esta comunidad necesita un hospital público como este”.

Las congresistas Ocasio-Cortez y Grace Meng solicitaron 3 millones de dólares para modernizar y mejorar el centro obstétrico con el fin de que las madres que den a luz en este hospital estén bien atendidas. “Este hospital es como mi hogar y debe proveer a las madres un excelente cuidado que fortalezca la relación con sus hijos desde el comienzo”, dijo la congresista Meng.

La senadora Kirsten Gillibrand presentó una medida similar (Modernizing Obstetric Medicine Standards (MOMS) Act and Maternal CARE Act) para aliviar las excesivas muertes de madres minoritarias en esta nación. “Es una crisis que puede evitarse en este vecindario de trabajadores esenciales que mantuvieron esta nación viva durante la pandemia”, dijo la senadora Gillibrand.

“En este hospital atendimos más gente durante el inicio de la pandemia que en cualquier otro hospital de esta nación”, dijo el doctor Mitchell Katz, presidente y CEO de NYC Health + Hospitals.

“Ahora estoy más orgullosa de haber nacido en este hospital que además salvó la vida de mi madre y hermana. Todas las madres deben disfrutar del nacimiento de sus hijos”, dijo la senadora estatal Jessica Ramos.

La asambleísta Catalina Cruz pidió un minuto de silencio por las vidas que tomó la pandemia y la asambleísta Jessica González-Rojas dijo que “las madres deben de dar a luz en un ambiente espacioso, con amor, dignidad y justicia”.

Políticos y personal del Hospital Elmhurst rodean a Helen Arteaga, tercera desde la izquierda, quien es CEO de esta institución médica.

“Cuando salimos del vientre de nuestras madres sabemos que llegamos a un mundo de discriminación y racismo”, dijo Donavan Richards, presidente del condado de Queens. “Debemos cambiar esta realidad”.