Julie Menin, directora del NYC Census 2020. Foto cortesía Alcaldía NYC

La ciudad de Nueva York invertirá $8 millones en publicidad para impulsar el Censo 2020, de los cuales $3 millones serán para la prensa étnica y comunitaria. Es la mayor inversión en la historia de esta ciudad para incentivar la participación ciudadana en el censo que se realiza cada 10 años.

Esta campaña se lanza hoy martes con una demostración de representantes de grupos cívicos, proveedores de servicios, sindicalistas y el alcalde Bill de Blasio, el presidente del concejo Corey Johnson, el vicealcalde Iniciativas de Estrategias Políticas, J. Phillip Thompson, la directora del NYC Census, Julie Menin, los concejales Carlos Menchaca y Carlina Rivera, además del vice canciller ejecutivo de CUNY, José Cruz.

“La ciudad de Nueva York ha estado en el frente de batalla resistiendo los ataques de la administración del presidente Trump para asegurarnos que todos los neoyorquinos sean contados”, dijo el alcalde de Blasio. “No importa que tan fuerte el gobierno federal trata de silenciar nuestra diversidad de voces, nosotros resistimos y nos hacemos contar”.

Desde el 12 de marzo los neoyorquinos podrán llenar el censo en el Internet por primera vez. La campaña en la prensa étnica y comunitaria, que recibe $3 millones, será en 20 idiomas con el fin de llegar a comunidades que no hablan inglés.

A nivel total, la inversión será de $40 millones y $23 millones serán invertidos en l57 organizaciones comunitarias en los cinco condados de la ciudad de Nueva York. Organizaciones como Asian American Federation, Asian American for Equality, Brooklyn NAAC, Center for Law and Social Justice at Medger Evers College, Chinese-American Planning Council, Community Resource Exchange, FPWA, Hester Street, Hispanic Federation, Make the Road — New York, New York Immigration Coalition, NALEO Educational Fund, United Neighborhood House, y The United Way of New York City.

Julie Menin. Foto cortesía NYC

Para conocer más detalles de la importancia del Censo 2020 entrevistamos en exclusiva a Julie Menin, directora de NYC Census 2020. Es la primera vez la ciudad de Nueva York tiene una oficina dedicada al censo. Menin posee sobre sus hombros responsabilidad enorme: “Debemos revertir el pobre resultado del Censo 2010 de hace 10 años en donde sólo el 62% de los neoyorquinos participó en el censo”.

¿Por qué es importante su oficina?

El presidente Trump trató infructuosamente de incluir la pregunta de ciudadanía, pero si logró hacer daño porque hay gente que todavía cree que debe responder esa pregunta. Además, es la primera vez que se puede llenar el formulario por Internet, desde un teléfono celular, y eso hay que promoverlo y asesorar a las personas.

¿Qué estrategias se implementarán?

En la ciudad de Nueva York se hablan casi 200 idiomas y por eso tenemos panfletos informativos en diversos lenguajes como el español. Tenemos 19 millones de dólares para apoyar a las organizaciones comunitarias en las cuales la gente confía. Hemos dividido a esta ciudad en 245 áreas y buscamos el apoyo de los sindicatos, las organizaciones cívicas y culturales y las escuelas pública, las asociaciones de padres y los concilios educativos.

¿Qué está en juego?

El estado recibe 74 mil millones de dólares en ayuda y estamos compitiendo con otras regiones del país con el fin de recibir más ayuda. Por eso hay que votar y participar en el censo este año. Si obtenemos menos sillas en el congreso por la baja votación y no nos hacemos contar, entonces recibiremos menos dinero para las escuelas públicas, los programas de la tercera edad y Head Start, el Medicare y salud.

¿Cómo van a motivar a las familias latinas?

Son de vital importancia en el censo. Hace 10 años tuvimos una excelente respuesta en el alto Manhattan porque nos apoyamos en organizaciones comunitarias y en las clínicas de pediatría. Este año el censo despega el 12 de marzo y tendrá 10 preguntas. Sino las contestan, entonces recibirán una carta y si no responden la carta, entonces alguien del censo golpeará en la puerta. Las familias no deben esperar hasta que un empleado del censo llegue a su puerta. Hay que actuar con prontitud.

¿Su mensaje a la comunidad latina?

La acción más importante que pueden tomar este año es llenar el formulario del censo por el bien de sus familias, de su comunidad y de todos.