El uidado de familiares es vital en la comunidad latina y AARP quiere que el gobernador Cuomo lo reconozca e incentive con créditos fiscales.

Los cuidadores familiares de Nueva York brindan atención no remunerada a amigos y familiares en sus hogares por valor de $31,000 millones; nuevo informe. AARP urge al gobernador a que proponga un crédito fiscal para cuidadores

En el 2017, alrededor de 2.5 millones de cuidadores familiares prestaron aproximadamente 2,100 millones de horas de cuidados no remunerados —con un impresionante valor de $31,000 millones— a sus padres, cónyuges, parejas y amistades en todo el estado de Nueva York, según el informe más reciente de la serie de AARP Valorando lo invaluable (Valuing the Invaluable).

La complejidad del cuidado familiar aumenta a medida que las tareas médicas y de enfermería se incorporan al hogar y la composición demográfica de las familias cambia acorde al envejecimiento de la población.

AARP lucha en apoyo de los cuidadores familiares y las personas mayores que dependen de ellos.

Noviembre es el Mes Nacional de los Cuidadores Familiares, y AARP Nueva York está exhortando al gobernador Andrew Cuomo a que, como parte de su nuevo presupuesto para el estado, proponga un crédito fiscal estatal para los cuidadores, que ayudaría a compensar los casi $7,000 que los cuidadores familiares gastan en promedio cada año para cuidar a sus seres queridos.

“Los cuidadores familiares son la columna vertebral de nuestro sistema de cuidados a largo plazo”, dijo Beth Finkel, directora estatal de AARP Nueva York. «Este informe muestra cuán importantes son sus contribuciones. Debemos apoyarlos para que puedan continuar cuidando a sus seres queridos.

Un crédito fiscal modesto para los cuidadores de clase media le ahorraría dinero a todos los contribuyentes del estado en el largo plazo porque mantendría a los adultos mayores fuera de hogares de ancianos y otras instituciones financiadas por los contribuyentes”, agregó Finkel. “El apoyo a nuestros cuidadores familiares será aún más importante a medida que la población envejece y hay cada vez menos cuidadores para ocuparse de más personas mayores frágiles”.

Ya en el 2019, AARP Nueva York ayudó a los cuidadores familiares con la defensa exitosa de un histórico aumento de $15 millones en la financiación estatal de servicios de atención en el hogar para adultos mayores, tales como entrega de comidas a domicilio, transporte a citas médicas y asistencia con las actividades diarias.

En el 2020, AARP continuará luchando por soluciones sensatas para brindar más apoyo a los cuidadores familiares y ofrecerles ayuda en el hogar, capacitación y más. Entre esas soluciones se cuentan:

  • La creación de un crédito fiscal para cuidadores que cubriría hasta el 50% de los gastos calificados de cuidado con un máximo de $3,500.
  • El trabajo continuo para asegurar la completa implementación de las protecciones establecidas por la Ley CARE del 2015. La Ley CARE permite que los pacientes internados en un hospital designen un cuidador familiar y exige que los hospitales instruyan al cuidador con demostraciones y directivas sobre el cuidado poshospitalario.
  • El financiamiento continuo para servicios a los adultos mayores en sus hogares.
  • La expansión de telesalud —información digital y tecnologías de comunicación, como computadoras y dispositivos móviles— que ayuda a los cuidadores familiares a manejar la salud de su ser querido o la propia.

Las cifras estatales y la metodología pueden consultarse en www.aarp.org/valuing.

Para consultar recursos e información sobre el cuidado familiar, incluidas las guías “Cuidando a los nuestros” de AARP, visita www.aarp.org/cuidar.

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP Nueva York