AARP New York pidió esta semana al gobernador Andrew Cuomo que incluya en su propuesta de presupuesto estatal para el 2021-2022 un plan de reforma de cinco puntos para los hogares de ancianos para exigir un mínimo de horas de atención directa y un aumento en la dotación de personal en los hogares de ancianos; garantizar las visitas y la transparencia; restablecer los recursos legales de las familias e invertir en servicios rentables que ayuden a los residentes del estado a permanecer en sus hogares.

AARP envió una carta al gobernador en la que le instaba a incluir las reformas en las enmiendas de 30 días al presupuesto ejecutivo.

“La crisis de los hogares de ancianos en el estado es un tema prioritario, como debe ser. Ahora, a través del presupuesto estatal, es el momento y la forma de ponerle fin a esta crisis”, señaló la directora estatal de AARP New York, Beth Finkel. “No debemos desaprovechar esta oportunidad valiosa para mejorar la seguridad y las condiciones de vida de nuestras madres, padres, abuelos, cónyuges y otros seres queridos en los hogares de ancianos de Nueva York, y del personal que los atiende”.

El plan de cinco puntos para los hogares de ancianos y otros centros de cuidados para adultos abordaría lo siguiente:

  1. Cuidado de calidad, exigir a los hogares de ancianos que inviertan más en cuidados directos y aumenten la dotación de personal; garantizar el cumplimiento estricto de los controles de enfermedades infecciosas; proporcionar pruebas de detección periódicas y continuas, equipo de protección personal (EPP) adecuado y la supervisión a través del acceso en persona a los centros de los defensores oficiales del cuidado a largo plazo (ombudsman), incluido el aumento de personal para dicho programa de defensores.
  2. Derogación retroactiva de la inmunidad legal, dejar de amparar a los centros de cuidados a largo plazo por cualquier negligencia en los cuidados prestados antes de la pandemia. Emprender una acción legal no es algo fácil, y ningún familiar que haya perdido a un ser querido por negligencia o abuso emprende esta acción a la ligera. Siempre es una opción de último recurso y debe seguir siendo una opción para las familias.
  3. Transparencia, exigir un informe diario de los datos sobre las muertes y las tasas de enfermedades infecciosas del personal y los residentes en todos los hogares de ancianos y centros de cuidados para adultos, así como un informe anual disponible públicamente para la legislatura.
  4. Servicios basados en el hogar y la comunidad, aumentar la financiación estatal en $27 millones para ayudar a los residentes del estado a permanecer en sus propios hogares, como desea la gran mayoría, y fuera de los hogares de ancianos potencialmente inseguros. Esta financiación ayudaría a poner fin a las listas de espera de más de 10,000 personas que buscan estos servicios, que apoyan a los cuidadores familiares para que puedan ayudar a sus seres queridos a evitar hogares de ancianos más costosos, y que en su mayoría son financiados por los contribuyentes.
  1. Visitas, garantizar las visitas presenciales y virtuales de forma segura, incluidas las visitas de cuidados compasivos, y abordar así una de las mayores preocupaciones que AARP ha escuchado de nuestros socios durante la pandemia. La interacción social con la familia y los amigos es fundamental para la salud y el bienestar de los residentes. Además de la conectividad social y el apoyo emocional que proporcionan, los visitantes son miembros clave del equipo de cuidados de los residentes.

AARP New York también apoya un paquete legislativo de reformas de los hogares de ancianos que está siendo estudiado por el Senado estatal de Nueva York.

Hace poco, AARP New York y el sindicato 1199SEIU de trabajadores del área de la salud y el grupo de defensa del consumidor de hogares de ancianos, The Long Term Care Community Coalition, se unieron para pedir un mínimo de horas de cuidado y otras reformas en una carta al gobernador Cuomo, a la líder mayoritaria del Senado estatal Andrea Stewart-Cousins, y al presidente de la Asamblea estatal Carl Heastie.

“Lo que les ha ocurrido a nuestros seres queridos en los hogares de ancianos en los últimos 11 meses es una tragedia”, añadió Finkel. “AARP New York está lista para trabajar con el gobernador y la legislatura para garantizar que esto se detenga ahora y no vuelva a suceder jamás”.

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP Nueva York