Menos adolescentes en Nueva York están dando a luz y el promedio de vida ha subido a más de 81 años.

La mortalidad infantil alcanza un mínimo histórico de 3.9 muertes por cada 1000 nacidos vivos, pero las disparidades raciales y étnicas se mantienen.

 La tasa de natalidad de las adolescentes disminuyó un 55,1 % en los últimos 10 años. En toda la ciudad, la tasa de natalidad cayó un 12,3 % en el mismo período.

El Departamento de Salud publicó hoy el Resumen de estadísticas vitales de 2018, que revela que la esperanza de vida en la ciudad de Nueva York aumentó en la última década hasta 81,3 años. La esperanza de vida también aumentó en todos los grupos raciales y étnicos en los últimos 10 años. Las tasas de natalidad de las adolescentes disminuyeron a partir de 2009, con una disminución del 55,1 % entre las personas menores de 20 años.

“En la última década, hemos hecho grandes progresos en la mejora de los resultados de la salud de los neoyorquinos”, dijo el comisionado de Salud, el Dr. Dave A. Chokshi. “Sin embargo, debemos continuar abordando las disparidades y alcanzar una mayor equidad racial, étnica y de vecindario en esos resultados. El racismo es una crisis de salud pública: hemos visto sus efectos perniciosos durante la pandemia de COVID-19 y también se reflejan en estos datos”.

El Resumen de estadísticas vitales proporciona una visión general de los nacimientos y muertes en la ciudad de Nueva York. Estos datos se derivan de los certificados de eventos vitales archivados en la Oficina de Estadísticas Vitales. Los resúmenes que datan de 1961 están disponibles en el sitio web del Departamento de Salud.