Donald Trump acepta candidatura republicana y arremete contra inmigrantes indocumentados

Donald Trump acepta candidatura republicana y arremete contra inmigrantes indocumentados

Donald Trump aceptó la noche del jueves la candidatura republicana a la presidencia de los Estados Unidos. Su discurso de aceptación, cargado de imprecisiones históricas, comenzó atacando a los inmigrantes y a Hillary Clinton, quien será su contrincante por el Partido Demócrata.

Trump dijo, por ejemplo, que el crimen en esta nación ha aumentado, pero en realidad es lo contrario. También dijo que cuando Clinton asumió el cargo de Secretaria de Estado, la organización terrorista ISIS no existía, lo cual es un error histórico.

El magnate prometió que el mismo día después de que él sea elegido presidente los estadounidenses “se despertarán en un país donde las leyes se hacen cumplir”.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, oficializó su propuesta estrella de construir un muro en la frontera con México.

Lo hizo en su discurso de aceptación, cuando hace poco más de un año, lanzó esa controvertida idea en la presentación de su campaña.

Vamos a construir un gran muro para poner fin a la inmigración ilegal, para poner fin a las pandillas y a la violencia, para impedir la entrada de droga”, afirmó Trump en su discurso que cerró la Convención Republicana de Cleveland, Ohio.

El multimillonario formalizó como propuesta electoral el mensaje estrella con el que arrancó el 16 de junio de 2015 su histórica campaña, que ha roto todos los esquemas de las elecciones estadounidenses.

“He sido honrado con el apoyo de la Patrulla Fronteriza y trabajaré directamente con ellos para proteger la integridad de nuestro sistema migratorio”, indicó el magnate.

“Poniendo fin a la política de detención-liberación en la frontera, pondremos fin al ciclo del tráfico humano y la violencia”, anunció.

“Caerán las entradas ilegales al país. La paz será restablecida. Haciendo cumplir las leyes a los millones de personas que se quedan más del tiempo que permiten sus visas, nuestras leyes por fin recibirán el respeto que merecen”, agregó.

Interrumpen discurso de Trump

El candidato presidencial republicano se detuvo durante casi un minuto, en espera de que la policía la sacara del lugar.

Una manifestante interrumpió el discurso de aceptación de Donald Trump en la Convención Nacional Republicana.

La mujer que ondeaba un cartel, comenzó a gritar cuando Trump llevaba unos 20 minutos de su discurso.

El candidato presidencial republicano se detuvo durante casi un minuto, en espera de que la policía la sacara del lugar.

Los presentes en la convención gritaron “¡USA!” durante la mayor parte del tiempo que Trump se mantuvo en silencio en el podio.

Cuando Trump comenzó a hablar nuevamente, dijo “qué grande es nuestra policía”, mientras las autoridades sacaban a la manifestante del lugar.

Donald Trump dijo que casi 180.000 personas que están ilegalmente en Estados Unidos son una amenaza para la seguridad del país.

El candidato presidencial les dijo a los delegados de la Convención Nacional Republicana que en caso de que sea electo, dirigirá un país de “ley y orden”.

Protección a la comunidad homosexual

Es la primera vez que se ha planteado este tema en particular durante un discurso para aceptar la candidatura republicana a la presidencia.

Donald Trump acabó con décadas de reparos republicanos a la hora de apoyar abiertamente los derechos de los homosexuales.

La petición de Trump, en su discurso ante la Convención Nacional Republicana, de que se proteja a la “comunidad LGBTQ” fue un punto de inflexión para el Partido Republicano.

Es la primera vez que se ha planteado el tema en un discurso para aceptar la candidatura republicana a la presidencia.

Hace cuatro años, Mitt Romney no pronunció la palabra “gay”, ni mucho menos el acrónimo completo, LGBTQ que engloba a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, y personas con otras identidades sexuales y de género o están en proceso de determinarlas.

Sin embargo, Trump, como si quisiera asegurarse de que envía el mensaje, lo empleó no una sino dos veces.

“Haré todo lo que esté en mi poder para proteger a nuestros ciudadanos LGBTQ de la violencia y la opresión de una odiosa ideología extranjera”, dijo Trump, añadiendo para más énfasis: “Créanme”.

Si los delegados republicanos reunidos en Cleveland para nominar a Trump se vieron sorprendidos por la declaración, no lo demostraron. Vitorearon, con gran volumen. Voa

468