Delegación rusa visita Departamento de HIV del NYC Health + Hospital/Elmhurst

Delegación rusa visita Departamento de HIV del NYC Health + Hospital/Elmhurst

“En esta país todas las mujeres con HIV reciben atención médica, antes y después del ambarazo, inclusive las indocumentadas”, dijo el doctor Joseph Masci, director del Departamento de Medicina de Health + Hospital/Elmhurst ante una delegación de Rusia que visitó Estados Unidos para aprende cómo atienden los pacientes de HIV/Sida en esta nación. Es una invitación del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

La respuesta de Aleksandr Ezdakov, abogado de derechos humanos en Rusia, fue contundente: “En Rusia estamos 20 o 25 años atrás porque no hay suficientes medicamentos y los programas de prevención se enfocan en la abstinencia sexual y la fidelidad”.
De acuerdo a la delegación de Rusia, el primer caso de Sida en esa nación fue en 1987 y desde entonces han muerto 52,703 personas, incluyendo 350 niños. Se estima que en Rusia hay un millón 200 mil personas viviendo con HIV, el virus que produce el Sida. El 60% de los infectados usan droga.
Los miembros de la delegación rusa también dijeron que en esa nación hay tres millones de personas dedicadas a la prostitución, quienes no reciben educación sobre el HIV o condones y los inmigrantes no tienen acceso a programas de prevención o rehabilitación.
“En Rusia tampoco hay una política precisa del gobierno para prevenir el HIV y mucho menos para tratar esta enfermedad”, dijo Irias Maslova.
“La medicina en Rusia es muy costosa y yo llevo 10 años recibiendo tratamiento”, dijo una mujer de la delegación. “Tengo que trabajar cuatro meses para obtener la medicina que me dura un mes. Es muy difícil”.
El doctor Masci dijo que en los Estados Unidos se ha avanzado mucho, pero aún se debe avanzar más. También habló del tratamiento que reciben los pacientes de HIV en el Elmhurst Hospital, de la búsqueda de personas que tuvieron relaciones sexuales con los infectados, de la relación personal entre los pacientes y los trabajadores sociales, y de los riesgos que enfrenta un recién nacido cuando recibe leche del pecho de una madre portadora del HIV.
“En el estado de Nueva York acabamos de alcanzar la marca de 18 meses sin casos de transmisión de HIV de madres a sus bebés recién nacidos”, dijo el doctor Masci, quien estuvo acompañado del doctor Policar Maurice, jefe del Departamento de Enfermedades Infeccionsas del NYC Health + Hospital/Elmhurst de Queens.
La delegación de Rusia recorrió este Hospital, habló con doctores y enfermeras y tuvo la oportunidad de ver la forma como en la cuidad de Nueva York se previene y trata esta enfermedad.

La presentación con imágenes del doctor Masci se concentró en la estrategia PEP (las actividades posteriores que pueden conducir al contagio de esta infección).

Javier Castaño

468