Presidente venezolano Hugo Chévez. Foto oficial

El presidente de Venezuela le pide la renuncia a Hillary Clinton por los secretos que está revelando WikiLeaks. El presidente de Ecuador, asustado, le ofrece casa y amistad al fundador de WikiLeaks, y el gobierno de Brasil está nervioso porque los documentos revelan que arrestó “terroristas” y los pasó como narcotraficantes para evadir el escrutinio de la prensa..

Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, también está siendo investigado por una acusación de violación al parecer ocurrida el pasado mes de agosto y un juez de Suecia ordenó su detención. Sin embargo, no se sabe en dónde está viviendo Assange, aunque se ha comunicado, por intermedio de su abogado, con autoridades de varias naciones.

Assange no se queda quieto y anunció que para el próximo enero dará a conocer documentos secretos de una entidad bancaria que pondrá a tambalear al sistema financiero de los Estados Unidos y del mundo. Assange está siendo criticado por violar códigos de ética periodística.

Varias naciones latinoamericanas están nerviosas por los documentos revelados recientemente por WikiLeaks y el anuncio de que a comienzos del próximo año se darán a conocer más cables y documentos que comprometen la diplomacia de esa región y del mundo.

En esta nación, la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha pedido disculpas por la revelación de estos documentos que fueron obtenidos por un soldado estadounidense que tuvo acceso a material secreto. Le hizo copia a varios documentos y se los envió a WikiLeaks, que luego se los entregó a varias publicaciones del mundo, como El País de España, Le Monde de Francia y The New York Times en esta nación.

Kintto Lucas, vice ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, dijo que su gobierno quiere hablar de manera amigable con Assange, “escucharlo sin condiciones”. WikiLeaks ha dicho que tiene más de 1.600 cables que salieron de Quito y comprometen la diplomacia de esa nación y su relación con otros países de la región.

A comienzos de este año, el gobierno de Rafael Correa se negó a que los Estados Unidos siguieran teniendo una base militar en Ecuador. “Lo permitiremos si esa nación nos deja tener una base militar ecuatoriana en Florida”, fue la condición que impuso el gobierno del presidente Correa.

El presidente venezolano Hugo Chávez arremetió con fuerza en contra de los Estados Unidos y la Secretaria de Estado, Hillary Clinton. “Ha desestabilizado la diplomacia mundial y lo menos que puede hacer es renunciar… con los otros delincuentes del Departamento de Estado”.

Los documentos también revelan que el gobierno de Brasil arrestó a varias personas con conexiones terroristas y los acusaron de narcotráfico con la única intención de procesarlos con mayor rapidez y evitar las preguntas de la prensa. Algo similar a lo que ha hecho el gobierno de Irak cuando arresta personas por narcotráfico para luego dejarlos en libertad debido a sus conexiones políticas.

El presidente Barack Obama ha dicho que le revelación de estos documentos nunca debió haber ocurrido y que la vida de muchas personas está en peligro debido a esta información que está dando a conocer WikiLeaks.