Las autoridades de Nueva York dijeron que un incendio que produjo la muerte de una anciana fue producido por un ritual de vudú que incluyó velas, licor y sexo. Al parecer una pareja estaba haciendo el amor en una cama rodeada de velas encendidas. Las cobijas y su ropa tirada en el suelo se prendieron y la pareja trató de apagar el fuego, pero cometieron varios errores.

Nelson “Pepe” Pierre, de 66 años decía que tenía poderes especiales antes del incendio. “Puedo mover edificios y convertir a la gente en fantasmas”, dijo Patrick Louis cuando le preguntaron sobre su vecino de edificio. “Pero eso día ni siquiera pudo apagar las llamas”. Además, las autoridades dijeron que también Pierre cometió varios errores.

“Abrieron la puerta y no llamaron al 911 de inmediato. Las velas estaban además en varias partes del apartamento, cerca de la puerta y de otros lugares con material combustible y trataron de apagar las llamas con agua”, dijo el comisionado de bomberos de la ciudad de Nueva York, Salvarote Cassano. “Este incendio se hubiera podido prevenir muy fácil, pero la gente actúa de manera precipitada. El viento ayudó a que las llamas se propagaran desde el momento en que abrieron las puertas y ventanas”.

El hombre que vivía en el apartamento que se incendió el 20 de febrero de Brooklyn, le pagó a una mujer 300 dólares para que acudiera al apartamento e hiciera un ritual de vudú que incluía sexo. El hombre es conocido en el vecindario como un sacerdote de vudú.

La mujer que murió es de 64 años y se llamaba Mary Feagin. El incendió se propagó hasta los pisos 4, 5 y 6. La señora vivía en el piso sexto. Un total de 200 bomberos acudieron a controlar el incendio, provenientes de 44 compañías de bomberos. Estuvieron 7 horas apagando las llamas.