Héctor 'Tito' Matos en los tambores acompañando a Marién Torres. Fotos Javier Castaño

La agrupación de bomba y plena puertorriqueña Viento de Agua se fundó en Nueva York en 1997 y regresó este fin de semana a dar un concierto para promover su más reciente producción: Fruta Madura. Esta agrupación está integrada por 13 músicos que dirige Héctor ‘Tito’ Matos.

El concierto de esta agrupación fue el sábado 4 de diciembre en el Hostos Community College de El Bronx, a las 7:30 de la noche. Desde 1999 no se presentaban en esa institución educativa y casi llenan el auditorio. Interpretaron temas de su primer CD y del más reciente. La gente bailó, cantó y pidió más música al final del concierto.

Tocaron temas como Ciudadanos del mundo (dedicado a los inmigrantes), Las batatas (a los políticos de Puerto Rico), Admisión Gratuita (canción que le dedica Matos a su compañera Mariana Reyes Angleró), El mareito (a los borrachos) cuya letra es “dicen que me muero y no me muero nada”, Lola (que tuvo al saxofonista boricua Miguel Zenón), La candela (dedicado al “pueblo” de Salinas), Oye Carmiña y La parranda.

Matos abrió el espectáculo con un solo de pandereta y en una ocasión tocó el tambor para acompañar a la bailarina Marién Torres. En una especie de intermedio, se presentó un video sobre la historia de Viento de Agua y la manera como producen su música con pocos recursos, trabajo en equipo y talento. Terminaron el espectáculo con el tema Lo que le gusta a la gente, una pieza bailable.

Entre los invitados también estuvieron Alberto Toro, Sammy Tanco, Juan Gutiérrez y Mirién Torres. Al final del concierto Matos firmó los CD que compró el público a 10 dólares cada uno. Hubo fina. La parranda terminó en un centro nocturno de El Barrio, en Manhattan.

Tito Matos firmando en Nueva York copies del CD Fruta Madura, la más reciente producción de Viento de Agua.

Viento de Agua tiene a Ricardo Pons como director musical, Javier Rodríguez Curet en le bajo, Efraín Martínez en la batería, Roberto Calderón el clarinete y el saxofón barítino, Juan Ducterc en la trompeta, Eliud Cintrón en el trombón, Noel Rosado en las congas y el coro, Ruillermo Cubero el seguidor y buleador, Joksan Ramos en la percusión, Juan ‘Lionsi’ Martínez en la percusión, Melanie Lozano en el coro, y Luis Amed Irizarry en el piano.

SU DESARROLLO

Viento de Agua es una banda de bomba y plena contemporánea creada en la ciudad de Nueva York a finales de los ’90. Bajo la batuta de Tito Matos el grupo revolucionó el sonido de los géneros tradicionales añadiéndole batería y una poderosa sección de metales. En 1999 presentaron su primer concierto en solitario en la sala principal del Centro para las Artes de Hostos Community College en Nueva York. Este fin de semana regresan a ese mismo escenario para presentarle al exigente público nuyorquino su trabajo musical más reciente: Fruta Madura.

La agrupación Viento de Agua en el auditorio del Hostos Community Colleges de El Bronx.

“Con este regreso a casa sentimos que de verdad el disco es una realidad”, dice el veterano plenero Tito Matos. “Vamos a aprovechar para invitar a algunos de los miembros originales de la banda, como Alberto Toro, a que toquen algunos números con nosotros”. Además de Toro, uno de los creadores de la banda junto a Matos y Ricardo Pons, tocarán en el concierto el icónico Sammy Tanco y Juan Gutiérrez, director de Los Pleneros de la 21 e integrante original de Viento de Agua. El virtuoso del saxofón, Miguel Zenón, tocará el tema Lola, pieza que grabó en el disco Fruta Madura. Zenón y Matos trabajaron muy de cerca en el proyecto del jazzista, Esta Plena, nominado a dos premios Grammy. La bailarina Awilda Sterling se une a la fiesta en una de las piezas.

Para mayor información, por vafor visite www.vientodeagua.com