Imagen del video

En la nueva edición de la saga de videojuegos Call of Duty una de las misiones incluye asesinar al ex presidente de Cuba, Fidel Castro.

La versión más reciente del videojuego “Call of Duty”, Black Ops recaudó $360 millones de dólares en las primeras 24 horas de venta.

El videojuego que plantea asesinar al ex presidente Fidel Castro y que ha sido criticado duramente en Cuba salió a la venta el 9 de noviembre (2010) en Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña.

Activision dijo que vendió 5.6 millones de unidades el primer día, comparado con 4.7 millones de la primera versión.

El videojuego supone que el jugador es un agente de las Fuerzas Especiales de la CIA y en plena guerra fría tiene que viajar a Cuba, Vietnam, Laos y China con la misión de conseguir el código del arma química para  salvar al mundo.

Black Ops es el nombre de la séptima edición de la popular serie de videojuegos Call of Duty de la empresa  Activision y su primera misión es una operación en la Cuba anterior a la Crisis de los Misiles de 1962, cuando el mundo estuvo al borde de una tercera guerra mundial debido a un enfrentamiento entre la entonces Unión Soviética y Washington por armas nucleares que se pensaban colocar en la isla.

“Lo que no logró el gobierno de los Estados Unidos en más de 50 años, ahora pretende alcanzarlo por vía virtual”, expresó el portal Cubadebate.

“La lógica de este nuevo videojuego es doblemente perversa: por un lado, glorifica los atentados que de manera ilegal planificó el gobierno de los Estados Unidos contra el líder cubano. Y por el otro, estimula actitudes sociópatas de los niños y adolescentes norteamericanos, principales consumidores de estos juegos virtuales”, expresó el artículo de Cubadebate.

Los datos proporcionados por la firma Activision, con sede en California indicaron que se requiere que el jugador use armas y vehículos de guerra para llevar a cabo las operaciones militares contra “territorio enemigo”.

El videojuego sigue a “Call of Duty: Modern Warfare 2“, que fue un producto de éxito en 2009 con millones de copias vendidas. Por ahora no está disponible en América Latina.

Voa