La Corte Federal de Apelaciones confirma por unanimidad que el propietario del restaurante transfirió de manera fraudulenta las propiedades para evitar cumplir con el pago de $2.7 millones ordenado por el juez en el Juicio por robo de salarios a sus ex trabajadores

Un grupo de ex trabajadores de un restaurante en Kim v. Yoo (Caso 18-1447) obtuvo una nueva victoria ante un panel de tres Jueces en la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito. El Panel
confirmó la decisión y el veredicto del fallecido Juez de SDNY Robert Sweet, quien encontró que Ji Sung Yoo, propietario de Kum Gang San, un restaurante Coreano quien empleó a los trabajadores, había transferido de forma inaceptable sus intereses de tres propiedades en Queens, Manhattan, y Brooklyn a los miembros de su familia para evitar pagar una sentencia de $2.7 millones. Las transferencias fraudulentas dejaron al propietario sin bienes suficientes para cumplir con la sentencia por el robo de salarios a sus ex trabajadores en conformidad con las Leyes Laborales
Federales y del Estado de Nueva York.

“Esta decisión de apelación debe servir como advertencia para todos los empleadores que violen la ley y exploten a sus trabajadores. Sólo se puede correr hasta cierto punto, pero la ley lo atrapará y le hará pagar por el abuso a sus trabajadores. Ahora, Ji Sung Yoo y su familia enfrentan la pérdida de sus propiedades porque tienen que pagar los salarios robados. Una de las propiedades en Avenue U localizada en Brooklyn será subastada por el Sheriff el 12 de junio del 2019, dijo Kenneth Kimerling,
Legal Director of the Asian American Legal Defense and Education Fund (AALDEF).

“Con demasiada frecuencia, los trabajadores inmigrantes de bajos salarios pueden obtener una orden de sentencia de pago atrasado a su favor en la Corte, pero no tienen medios para hacer cumplir la sentencia que impuso el Juez en el Juicio para cobrar a sus empleadores deshonestos. En este
caso, hemos utilizado la Ley Estatal de Fraude para ir tras las propiedades del empleador. Es una táctica de enfoque legal sin precedentes que esperamos que otros abogados y defensores puedan seguir. Sin embargo, el encontrar datos estratégicos determinará cuándo ésta pueda ser útil»,
dijo Jackson Chin, Senior Counsel de LatinoJustice PRLDEF. Adam Goldstein, Abogado litigante de la firma de abogados Sherman & Sterling LLP, también representaron a los trabajadores como Abogados Adjuntos en los procedimientos Judiciales de Primera Instancia y en la Apelación.

A continuación, la familia Yoo enfrenta una audiencia por desacato civil el día 19 de junio de 2019 ante el juez del Distrito Federal Jed Rakoff, quien preside el caso a raíz de la desafortunada muerte del juez Sweet. Los trabajadores buscaron una orden que desestime a los Demandados como parte de sus esfuerzos continuos para hacer cumplir la sentencia de la Corte de Primera Instancia y la orden que exige que las propiedades se devuelvan al propietario del restaurante y se utilicen para cumplir con la
sentencia de pagar $2.7 millones otorgada anteriormente a los trabajadores.

LatinoJustice PRLDEF trabaja para crear una sociedad más justa utilizando y desafiando el estado de derecho para garantizar una justicia transformadora, equitativa y accesible, al empoderar a nuestra comunidad y fomentar el liderazgo a través de la promoción y la educación. Para obtener más información sobre LatinoJustice, visite www.latinojustice.org

The Asian American Legal Defense and Education Fund (AALDEF), fundado en 1974, es una organización nacional con sede en Nueva York que protege y promueve los derechos civiles de los Estadounidenses de origen Asiático. Al combinar el litigio, la defensa, la educación y la organización, AALDEF trabaja con las comunidades Asiático-Americanas en todo el país para garantizar los derechos humanos para todos.