Neymar Jr. y Kylian Mbappé.

Con el parón del fútbol debido a la pandemia mundial de Covid-19, la Champions League se ha tenido que adaptar. Es por eso que la UEFA, el máximo organismo del fútbol europeo, ha decidido que lo que queda de la principal manifestación del fútbol continental se dispute de una manera inédita. Es decir que se jugará una Final Eight con partidos solamente de ida para poder jugar todo lo que resta de la competición en tan solo 11 días, es decir del 12 al 23 de agosto. La ciudad elegida para este experimento ha sido Lisboa, que dispone de dos estadios de primer nivel como el Da Luz y el José Alvalade, construidos hace 16 años para la Eurocopa jugada en el país luso.

Si bien todavía se tienen que jugar cuatro partidos de vuelta de los octavos de final, ya se ha dibujado el recorrido global de los cruces de cuartos. A la espera de los equipos que ganen los choques suspendidos en el principio de primavera ya se va haciendo fuerza la candidatura de algunos de los cuadros más potentes de Europa y del mundo.

Tras la eliminación del Liverpool, el vigente campeón, por parte del Atlético Madrid, el Bayern Munich puede ser sin duda una de las grandes candidatas a la victoria. El equipo bávaro, que ha ganado su liga alemana número 30 y su copa nacional número 20, está en un momento muy dulce y puede contar con los goles de un Robert Lewandowski que con 32 años está viviendo tal vez su mejor temporada de siempre y que tiene en la recámara la Bota de oro. Por su parte, el Manchester City de Pep Guardiola espera poder resolver la eliminatoria contra el Real Madrid tras haber ganado por 2 a 1 en el Santiago Bernabéu. Pese a la ventaja conseguida en Madrid, el equipo inglés no podrá relajarse ya que los blancos han levantado cabeza últimamente. Parece estar claro, entonces, que la que salga ganadora de este choque termine siendo una clara favorita a la victoria del torneo según las apuestas de las Champions League disponibles ahora en línea. La sensación, sin embargo, parece ser que una versión más corta pueda favorecer un equipo como el City, que vive de relámpagos y esta temporada ha preferido optar a la competición europea después de haber perdido la Premier prácticamente en enero, debido a la gran distancia con el Liverpool, que a la postre sería campeón de Inglaterra.

En caso de que la Juventus elimine al Olympique de Lyon y el Barça se imponga sobre el Napoli, ambos equipos podrían tratar de optar a la victoria gracias a sus cracks Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, aunque no estén atravesando grandes momentos.

Por último, está claro que hay que tener cuidado con el Paris Saint Germain, que durante esta temporada se está poniendo de empeño para ganar finalmente la tan añorada Champions y puede contar con dos fenómenos como Neymar jr y Kylian Mbappé.