Doctor Ralph L. Sacco, presidente de la Asociación Americana del Cáncer. Fotos Javier Castaño

“Tenemos que eliminar las inequidades de salud”, dijo el doctor Ralph L. Sacco, presidente de la Asociación Americana del Corazón. “Un tercio de los latinos sufren del corazón o derrames cerebrales y el 30% muere por estas enfermedades”, añadió el doctor Rafael Alexander Ortiz, director del Centro de Cirugía Endovascular del Instituto Hyman-Newman de St. Luke’s Roosevelt Hospital y Beth Israel Medical Center.

Los datos fueron suministrados en Nueva York durante la conferencia de salud Tú Corazón Latino, celebrada en el Centro Time Warner de Manhattan. “Es la primera vez que hacemos este encuentro de latinos para latinos porque estamos obligados a combatir el sobrepeso, la diabetes y la alta presión en nuestra comunidad”, añadió el doctor Ortiz.

Doctor Rafael Alexander Ortiz.

El objetivo es reducir el 20% de estas enfermedades del corazón para el año 2020 en toda la población estadounidense y reducir también en un 20% las muertes por problemas cardiovasculares.

Los mayores problemas para conquistar este objetivo son la comida chatarra, los postres, la sobrepoblación en las clínicas, la vida sedentaria y el hábito de fumar. “Por eso necesitamos la participación de la comunidad, de los proveedores de salud y de los medios de comunicación”, dijo el doctor Sacco.

Sin embargo, “en esta reunión que se llama ‘Tú Corazón Latino no hay material en español y tampoco están los medios locales de comunicación que pueden llegar al corazón de la comunidad”, dijo Julia Bello, de la Asociación Hispana de Profesionales de la Salud de Nueva York, con sede en El Bronx.

Los panelistas examinaron los canales de distribución de la información sobre los problemas del corazón, la autenticidad del mensaje en español o en inglés y las características de cada mercado. “Nuestro objetivo es entregar la mejor información que verdaderamente conecte al público”, dijo Jacqueline Hernández, COO de Telemundo. El 87% de los latinos obtienen la información médica por intermedio de los medios de comunicación. Hernández dijo que las novelas se usan para llevar el mensaje de salud a la comunidad.

“Debemos comenzar con los niños para que aprendan a comer, hagan ejercicio y entiendan las causas de los problemas del corazón”, dijo Carmen M. DiRienzo, presidente y CEO de V-me televisión. “Y debemos comprometer a las corporaciones para que promuevan sus marcas en el público e instruyan sobre la importancia de incurrir en buenos hábitos de salud”.

Rosa V. Alonso, fundadora de MyLatinoVoices.com, que provee información médica en inglés para los latinos “más adaptados”, se quejó de que la información que producen los hospitales y las corporaciones es sólo en español y “olvidan las características del mercado de los latinos que prefieren hablar inglés”.

Daija Arias, vice presidenta del Canal RCN, fue más precisa: “Debemos estar apenados porque no hemos hecho mucho para advertirle a la comunidad latina sobre los problemas de salud y todavía no hemos comenzado a hacer algo significativo. Estamos atrasados”.

En el panel también participó Lucinda Martínez-Desir, vicepresidenta de Domestic Network Distribution de HBO, y la moderadora fue la presentadora de televisión de la cadena NBC, Darline Rodríguez.

El panel sobre cómo llevar el mensaje de salud a los latinos en los Estados Unidos.

“Es por eso que estamos aquí reunidos, para construir entre todos la mejor manera de llevarle el mensaje al público latino”, dijo Damaris Lasa, directora de Mercadeo y Salud Comunal de la Asociación Americana del Corazón. “Esta es la primera vez que nos reunimos y no será la última. Vamos a mejorar la comunicación entre los profesionales de la salud y la comunidad”.

La doctora Aliza Lifshitz, directora de VidaySalud.com, dijo que todavía hay un largo camino por recorrer. “Tenemos que enseñarle a los latinos a usar la información, a romper el miedo de hablar con los doctores y a hacer preguntas”, dijo Lifshitz. “Los latinos están siendo afectados por todas estas enfermedades y la gente está comprando remedios que parecen ser naturales porque desconocen los avances de la ciencia. Por eso necesitamos la participación responsable de las corporaciones y las empresas farmacéuticas”.

El doctor Sacco también habló de los pilares que ha diseñado la Asociación Americana del Corazón, como el elemento cultural de cada comunidad, la necesidad de eliminar la inequidad y la importancia de llevar el mensaje y las iniciativas a los grupos minoritarios como el latino.

Sin embargo, el presidente de la Asociación Americana del Corazón hizo énfasis en los siete pasos para que el corazón palpite mejor:

-No fume.

-No se engorde.

-Haga ejercicio.

-Haga dieta.

-Reduzca el colesterol. (menos de 200 mg).

-Reduzca su presión sanguínea (menos de 120/80 mm).

-Reduzca la glucosa (menos de 100 mg).

Afiche de la conferencia Tú Corazón Latino.

El doctor Alejandro Berenstein, director del Hyman-Newman Institute, participó en este encuentro que le tomó el pulso a la comunidad latina, además del doctor Héctor J. Castro, director médico y fundador de Itzamna Medical Center, la doctora Sandra Echeverría, profesora asistente de Epidemiología de la Universidad de Medicina de Nueva Jersey, el doctor Valentin Fuster, director de medicina del corazón en el Hospital Mount Sinai, el doctor Mario García, jefe de cardiología del Colegio de Medicina Albert Einstein, el doctor Max Gómez, de la junta directiva de la Asociación Americana del Corazón, la doctora Mary Ann McLaughlin, profesora de cardiología del Centro de Medicina del Mount Sinai, el doctor Carlos Rodríguez, profesor de medicina clínica y epidemiología de la Universidad de Columbia, el doctor Jaime R. Torres, director regional del Departamento Nacional de Salud y Servicios Humanos, y el doctor Michael L. Weamer, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Americana del Corazón.

“El acceso a la salud debe ser para todos y la responsabilidad es de todos”, concluyó el doctor Sacco.

Javier Castaño