Por Roger Rivero

El Veloster es uno de usos autos que no pasa inadvertido. Te encanta, o lo odias. Lo probamos por una semana. Es un auto joven y sin duda para jóvenes. Fue visto es Estados Unidos por primera vez en el invierno del 2011 durante el auto show de Detroit. La categoría a que pertenece, los Hatchback, no es tan conocida. Son autos de 3 o cinco puertas, siendo el Veloster posiblemente la excepción, pues posee una puerta asimétrica en el lado del pasajero, que lo convierte en un “extraño” caso de Hatchback de cuatro puertas.

Solo los que tienen amigos con autos deportivos y con alguna frecuencia tienen que viajar en el asiento trasero, saben que deben entrar desde una de las puertas delanteras. El Veloster pone fin al sufrimiento con esta casi invisible puerta, por la que se accede a la parte trasera.

Es justo reconocer que el Veloster no fue recibido con entusiasmo “extraordinario”, pero el empeño de Hyundai en mejorarlo ha permitido que llegue al 2016 siendo una criatura algo “extraña” pero disfrutable. Para los más entusiastas ha creado versiones con las que se puede manejar de forma más agresiva, como el Voloster R-Spec que nosotros evaluamos, o el totalmente nuevo Rally Edition, del que solo comercializarán 1,200 en Estados Unidos.

El interior del auto Hyundai Veloster 2016.

El interior del auto Hyundai Veloster 2016.

El R-Spec viene con motor Turbo de 201 caballos y se puede elegir entre caja manual de 6 velocidades o una automática de doble embrague de 7 velocidades. Para los que quieran espaciar las visitas a la estación de gasolina y no estén invadidos del “virus” de la velocidad, bien pueden optar por un motor más económico que genera 132 caballos disponible para el modelo de base y con 28 millas por galón en la ciudad y 36 en la autopista con transmisión automática.

El motor turbo le viene mejor al Veloster. El aumento en aceleración es apreciable, y el auto se comporta bien en las curvas, aunque queda algo por debajo de la mayoría de sus contrincantes. Las comparaciones son inevitables, sobre todo con el Ford Focus ST y el VW GTI, pero sería injusto no resaltar que el Veloster es también un Hatchback divertido para conducir. Otros aspectos que podríamos resaltar sobre el Veloster es la docilidad de su caja de cambios manual, que por desgracia no es equiparada con la comodidad en la carretera. La suspensión siente demasiado rígida y el cuerpo sufre.

El precio de entrada del Veloster es de $18,000 dólares para el modelo de entrada, subiendo a $21,600 para el R-SPEC y $23, 950 en el nuevo Veloster Turbo Rally. Hay dos paquetes disponibles, el de Estilo y el de Tecnología, costando ambos $2,100 dólares. El paquete de Tecnología adiciona sistema de navegación, suscripción de prueba de SirusM radio por satélite, control automático de temperatura, sensores de estacionamiento y conexión de 115 volts.

El Instituto para la seguridad de las carreteras le ha otorgado al Veloster cinco estrellas, el más alto puntaje de seguridad en caso de accidente. Los jóvenes podrán conducir un auto que de seguro va a provocar miradas, sin necesidad de romper los bolsillos con pagos exorbitantes.

Más información de autos en: Youtube.com/automotrizTV