El Servicio Meteorológico de Estados Unidos emitió este miércoles un aviso de ventisca –nieve con fuertes vientos—que podría afectar el área metropolitana de Washington a partir del viernes y hasta el domingo.

La advertencia se debe a “condiciones potencialmente peligrosas” para la vida durante la noche del viernes y el sábado todo el día en lo que sería una de las tormentas más peligrosas que hayan registrado en la historia de la región.

Se prevé que la tormenta paralice a la capital del país.

La tormenta se ha formado en la costa de California y atravesará todo el país hasta llegar al otro lado del país, afectando mayormente a Washington, Baltimore, Filadelfia y un poco menos, a Nueva York.

Los modelos indican que la nieve comenzará al mediodía del viernes y será intensa durante la noche y mañana de sábado.

Se esperan entre 20 y 35 centímetros de nieve y vientos de entre 50 y 65 kilómetros por hora, pero en los lugares más al norte y oeste de la zona metropolitana podrían caer hasta 60 cms.

Los supermercados y ferreterías de la zona han estado siendo visitados por una gran cantidad de gente que busca palas para limpiar la nieve y sal para tratar de evitar la formación de peligrosas capas de hielo.

Además se espera un aumento en la demanda de alimentos no perecederos, agua potable, lámparas de mano y candelas en caso de que falle la electricidad.

La ciudad se caracteriza por la gran cantidad de árboles que con frecuencia se quiebran o caen por el peso de la nieve, arrastrando los cables de electricidad que en su mayor parte no son subterráneos.

En esta era de teléfonos celulares y tabletas electrónicas, entre las recomendaciones de emergencia se incluye el cargar los aparatos de uso personal y la descarga de películas para los niños en caso de que falle también el internet. Voa