EL Subaru XV Crosstrek y yo nos conocimos el pasado año. El encuentro me dejó cierto sinsabor, que en parte justifiqué por haber sido este, el primer intento hibrido del fabricante japonés. El desquite ha sido esta semana, con la versión de gas del Crosstrek. Este es un modelo nuevo, que comenzó a venderse en Estados Unidos en el 2013. Ha sido la respuesta de Subaru a la aparente fiebre de los Crossovers pequeños, y en su corta vida, se ha convertido en el tercer vehículo más vendido de la marca.

Este auto no impresiona a nadie con los 148 caballos que generan su pequeño motor de 4 cilindros y 2.0 de cilindrada, pero sí que dejará a más de uno con la boca abierta, por su habilidad de llegar a lugares y rebasar obstáculos que otros envidiarían. El Crosstrek no se mide por sus caballos de fuerza. Su excelente sistema de tracción en todas las ruedas (AWD) Symmetrical All-Wheel Drive como Subaru le llama, unido a la altura de este auto (8.7 pulgadas) son los secretos que lo engrandecen.

El interior del carro 2015 Subaru XV-Crosstrek.

El interior del carro 2015 Subaru XV-Crosstrek.

A pesar que sus mayores méritos son demostrables en las montañas y caminos secundarios, el Crosstrek se deja conducir con gentileza en la ciudad. El motor es algo “gruñón” y la transmisión continua (CVT) no ayuda, pues mantener el consumo en números altos (26 ciudad, 34 autopista) son la prioridad.

He encontrado situaciones en las que adelantando a otro vehículo en la autopista el Crosstrek ha quedado malparado. En su defensa debo reconocer que este auto hereda las características de manejo de otros Subarus. Se siente confiado y seguro en carreteras resbaladizas, donde los sistemas de control y tracción total y estabilidad, hacen que sus reacciones sean predecibles. Aunque no lo llamaríamos deportivo, el XV Crosstrek puede ser bastante divertido en pavimento seco también, gracias a su suspensión bien tramada.

La exquisita sencillez y funcionalidad de su cabina también me agradan. No es un auto lujoso, pero tiene todo lo que necesitas en un estilo de diseño sobrio. El Crosstrek es beneficiario de la nueva generación del sistema de información y entretenimiento (infotainment) de Subaru. No creo exagere, si lo catalogo como uno de los mejores de la industria. Esta es un área que ha sido fuertemente recriminada por los consumidores por mucho tiempo. Desde el confuso sistema de dos pantallas de Honda, hasta los diminutos iconos en los menús de autos pequeños como el Mitsubishi Lancer, o enormes como las Ford F-150, los sinsabores y frustraciones de estos sistemas son probados. Subaru ha anotado puntos con su nueva versión, limpia, funcional y fácil de manejar.

En el 2015, Subaru le ha agregado un nuevo modelo base al Crosstrek, quedando las opciones en 2.0i, 2.0i Premium, 2.0i Limited, Hybrid y el Hybrid Touring. Una excelente cámara en reversa, llantas de aleación de 17 pulgadas, railes en el techo y pantalla táctil de 6.2 pulgadas, son entre otras, prestaciones estándar en los modelos base. Espere pagar $21,595 por el modelo de entrada (2.0i) subiendo a los $28,500 para un 2.0 Limited con opciones adicionales.

Si eres una persona de vida activa, que te guste escalar, visitar lugares intricados o practicar ciclismo de montaña, el XV Crosstrek del 2015 puede ser la opción acertada. Es cierto que compite en un segmento donde opciones son las que sobran, pero este vehículo seguirá “tragando” terreno, cuando la competencia haya quedado detenida.

Por Roger Rivero