El presidente Trump recibió en la Casa Blanca a los familiares de Vanessa Guillén. Foto cortesía

La familia de la soldado Vanessa Guillén, asesinada en Fort Hood, exige verdad y justicia. La muerte de una hija no puede quedar en el silencio ni la impunidad.

La agresión sexual no discierne si su víctima es demócrata o republicana.

Hay muchas víctimas en filas, y como sociedad, las debemos defender y hablar por ellas ante el Congreso.

¡Necesitamos apoyo bipartidista! El proyecto de ley #IamVanessaGuillen debe ser una realidad.

Por: Liliana Melo / Líder Distrito Asamblea 34 de NY

Ante la denuncia de la desaparición de la soldado de descendencia mexicana Vanessa Guillén el 22 de abril de este año, quien prestaba sus servicios en la Base Militar Fort Hood, se prendieron las alarmas por posibles hechos criminales que se estarían encubriéndose allí para proteger la cadena de mando. Gloria Guillen, madre de la soldado, en compañía de su familia y Natalie Khawam, abogada de la Florida quien aceptó hacerse cargo del caso de forma gratuita ‘pro-bono’, iniciaron su lucha para saber del paradero de la joven.

Según la investigación, la soldado murió el 22 de abril a consecuencia de los golpes que le dio con un martillo el soldado Aaron David Robinson, quien se suicidó antes de ser arrestado. El 30 de junio, se hallaron uno restos cerca del río León, a unas 30 millas de la base los cuales fueron identificados el 5 de julio, comprobándose que pertenecían la soldado.

Funcionarios del Ejército y Fort Hood dicen que no han encontrado evidencia de acoso sexual. De hecho, el secretario del Ejército Ryan McCarthy anunció que la institución llava a cabo una investigación independiente de Fort Hood, durante conferencia de prensa con representantes de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (League of United Latin American Citizens – LULAC) y su representante Sylvia García, pero una investigación independiente del Ejército no es suficiente.

La familia Guillén sospecha del involucramiento de otros y teme que la cadena de mando pueda esté ayudando a encubrir los delitos de acoso y abuso sexual. Este caso ha dejado al descubierto el abuso sexual en el Ejército, que ha sido denunciado por decenas de miles de víctimas anualmente, según las propias estimaciones del Pentágono, pero sin tener mayor repercusión ni justicia.

La ley #IAmVanessaGuillen salvará vidas:

Ahora la familia Guillen junto a su abogada buscan la verdad para reclamar justicia, exigiendo una investigación a nivel del congreso y la aprobación del proyecto de ley #IamVanessaGuillen, iniciativa que busca que militares denuncien el acoso y la agresión sexual ante una tercera instancia, civil, fuera de la cadena de mando y la justicia penal militar, ya que estos delitos no obedecen al servicio militar sino a un comportamiento atípico, criminal y personal.

Con esto, también se crearía una nueva excepción a la Doctrina Feres, la cual permitiría demandas civiles contra las fuerzas Militares por negligencia en casos de abuso sexual. Esto es una lucha pacífica por los derechos de nuestros soldados. Hoy el llamado es proteger a nuestros protectores y defender a nuestros defensores.

Necesitamos salvar vidas y proteger la integridad de miles de mujeres y hombres que valientemente ofrecen su vida por salvar esta nación y salvaguardar nuestra libertad. Lo menos que podemos hacer es presionar al Presidente y Congreso para la aprobación de la ley que permita una salida independiente, neutral e imparcial para la resolución de un conflicto en las Fuerzas Armadas porque no hay relación. Es prender una luz de esperanza de verdad y justicia para las familias de estos valientes jóvenes.

Afortunadamente, el apoyo en el Congreso parece ir en aumento a favor de la reforma militar, y más cuando, Gloria Guillen fue escuchada por el presidente Donald Trump el pasado 30 de julio. De hecho, la oficina de la congresista Jackie Speier, demócrata de California, confirmó su compromiso de trabajar con Khawam, la familia y un equipo bipartidista para hacer realidad esta ley en honor a Vanessa Guillén.

Todavía quedan preguntas sobre cómo podría ocurrir un asesinato en Fort Hood y lo que sucedió después, y más cuando se denuncia la muerte  del joven neoyorquino Francisco Gilberto Hernández Vargas quien murió ahogado, según las investigaciones preliminares de las autoridades de Fort Hood; y así también otros cuatro soldados de la base cuyos restos mortales han sido hallados recientemente: Mejhor Morta (el 17 de julio), Vanessa Guillén (el 1 de julio), Gregory Morales (el 21 de junio) y Brandon Rosecrans (el 18 de mayo).

Así que no podemos permitir que la historia de Vanessa Guillen sea enterrada, debemos mantenerla vigente a través de nuestra presión para que esta iniciativa legislativa sea una realidad para salvar vidas.

¿Cómo ayudar?

  1. Redes: Usar la foto de Vanessa Guillen en las redes sociales para despertar mayor apoyo y desplegar el hashtag #JusticeForVanessaGuillen
  2. Llamar y enviar mensajes al Congreso en apoyo al proyecto de ley así:

– U.S Senate Armed Services Committee at (202)224-4721

Email: Luke_holland@inhofe.senate.gov

– U.S House Armed Services Committee at (202)225-8901

Email: shana.chandler@mail.house.gov

¿Qué decir? “I am calling to request a congressional investigation by the U.S Senate and House Armed Services Committee on the Army’s Handling of Specialist Vanessa Guillen’s disappearance”.

  1. Participar en acciones cívicas y pacificas de tu ciudad:

Invitación a la Marcha “Justicia por Vanessa Guillen

En apoyo por la “reforma radical” del sistema de justicia militar, el viernes, 7 de agosto en el parque de Flushing Meadows Corona (Globo terráqueo) de 3PM a 5PM, se hará una marcha pacífica.

Organizado por: Hour Children Org & Queens Defenders Org

Contacto: Johanna Flores 347.856.9189 & Susana Vaca 347.926.3022

Invitación Plegaria por Vanessa Guillen:

Shaw AME Zion Church

100-05 34th Ave | Corona, NY 11368

Sabado, 22 de Agosto de 2020

Hora: 4 PM

  1. Donar a la causa:

Contribuye monetariamente a través de Go Fund Me: https://gf.me/u/yhuwn7