La senadora Jessica Ramos en su primer foro comunitario. Fotos Javier Castaño

“La idea de que Manhattan es el centro del mundo ya no es verdad”, dijo la senadora demócrata Jessica Ramos en su primer foro comunitario realizado en el escuela pública 149 de la calle 93 en Jackson Heights, Queens. Las 90 personas que acudieron al auditorio aplaudieron su comentario. Al comienzo del foro hubo empanadas colombianas con dos variedades de ají y agua.

“Me gustó lo que dijo la senadora, pero me hubiera gustado ver más gente en el auditorio. Muchas sillas estaban vacías”, dijo Valentino Ramos, vecino y quien dijo haber votado por la senadora para su elección el año pasado. “Faltó promoción y vine porque la sigo en Instagram y fue allí en donde me enteré de este foro”.

La senadora Ramos, del distrito 13 que comprende vecindarios como Corona, Jackson Heights, Elmhurst, Woodside, Sunnyside y Astoria, habló de las cosas que ha hecho en tres meses desde que se posesionó y de lo que planea hacer. Vestía chaqueta y pantalones negros y zapatos de charol.

Entre los logros del senado estatal enumeró el Dream Act Jose Peralta, la prohibición de terapia de conversión, el acta de salud reproductiva, la reforma al voto y a las armas, las cámaras para el control de velocidad en las escuelas públicas, el acta para los menores víctimas de violencia y el acceso a idiomas en la junta de compensación de trabajadores.

Entre las cosas que están sucediendo en su distrito, la senadora Ramos destacó la galería de arte, los programas de mamografía, un panel sobre las mujeres y la política para el próximo 6 de abril y fiestas callejeras en los vecindarios: Astoria 9 de junio, East Elmhurst 23 de junio, Woodside 14 de julio, Jackson Heights 28 de julio, LeFrack City 18 de agosto, Corona 8 de septiembre y Elmhurst 22 de septiembre.

El plan más destacado de la senadora Ramos es El proyecto para tomar el pulso de la comunidad (Community Pulse Check Project). “Es una extensión de lo que hicimos en nuestra campaña. Ahora no buscamos el voto de las personas, sino conocer lo que necesitan de nosotros”, dijo la senadora Ramos.

Ramos dijo que le interesaba mucho la reforma de la justicia y el acceso a seguro de salud.

El auditorio de la escuela pública 149 de Jackson Heights, Queens. Foto Javier Castaño

Una persona que no quiso identificarse dijo que los problemas de prostitución, de inmigración y del crimen organizado en este distrito se deben a que el fiscal Richard Brown los ha permitido. “Muy pronto voy a anunciar mi respaldo a la persona que puede ser elegida para reemplazar al fiscal Brown, quien debe ser de color, de las minorías”, dijo la senadora Ramos.

A nivel local la senadora Ramos dijo que quiere mejorar el transporte público, “que la MTA sea más responsable”, rediseñar la Northern Boulevard, mejorar la seguridad de los vendedores ambulantes, eliminar la sobrepoblación en las escuelas y dejar de condenar a las trabajadoras sexuales.

Verónica Huerta acudió al foro con sus tres hijos y dijo: “La senadora me parece una persona excelente que apoya a los inmigrantes, a los jornaleros y quiere estabilizar la renta que está carísima”.

“Me gusta su posición sobre la reforma criminal y el seguro médico y por eso voté por ella el año pasado”, dijo Rowena Lair.

Varias personas hablaron de la tienda Amazon que planeaba abrir una sucursal en Queens, aunque la senadora Ramos dijo que es un tema del pasado al cual se opuso “porque no respetó el proceso de aprobación con la comunidad”.

Javier Castaño