El sarampión ataca la piel de los bebés y les produce fiebre.

El número total de casos de sarampión en Estados Unidos superó los 800, el mayor registro de casos en el país en 25 años, informaron autoridades de salud de Estados Unidos.

Hasta la semana pasada, había un total de 839 casos reportados, la mayor cantidad desde 1994 cuando se registraron 963 casos en todo el año. La mejor manera de combatir este enfermedad es vacunando a los menores.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos publicaron el lunes las cifras más recientes.

En total, 23 estados en el país han reportado casos en lo que va del año. La gran mayoría de las infecciones se han registrado en Nueva York, principalmente entre personas de comunidades judías ortodoxas que no están vacunadas.

Esta tendencia continuó la semana pasada, con la mayoría de los 75 nuevos casos registrados en Nueva York.

El sarampión alguna vez fue común en Estados Unidos, pero gradualmente se convirtió en una enfermedad inusual luego de las campañas de vacunación que comenzaron en la década de 1960.

INFORMACION ESENCIA:

– Los funcionarios de salud pública sostienen que el resurgimiento del sarampión se debe a la diseminación de información errónea sobre las vacunas. Muchos padres se oponen a la vacunación creyendo que los ingredientes en las vacunas pueden causar autismo.

– Los brotes más extensos se concentran en las comunidades judías ortodoxas en el barrio de Williamsburg de la ciudad de Nueva York, donde se confirmaron unos 390 casos, y en el condado de Rockland, al norte de la ciudad de Nueva York, que registró 202 casos. Esas cifras incluyen infecciones del año pasado y no son directamente comparables con los números de los CDC.

– Se han reportado otros brotes en los estados de Washington (en el oeste de EE.UU.), Nueva Jersey, Michigan y el condado Butte en California.

– La enfermedad es altamente contagiosa y puede ser fatal, matando a uno o dos de cada 1.000 niños que la contraen, según los CDC. También puede causar pérdida de audición permanente o discapacidad intelectual, especialmente en los niños pequeños no vacunados.

– El sarampión sigue siendo común en algunos países de Europa, Asia y África, y los viajeros no vacunados a esos países pueden traerlo de vuelta a los Estados Unidos. Se cree que los brotes actuales se remontan a visitas a Israel y Ucrania.

– Los funcionarios de la ciudad de Nueva York dijeron que unas 21.000 personas han sido vacunadas contra el sarampión, las paperas y la rubéola en las áreas afectadas desde que comenzó el brote en octubre. La ciudad ha comenzado a multar a los adultos no vacunados.

– Legisladores de Oregón, California y el estado de Washington están considerando proyectos de ley para eliminar las exenciones no médicas que permiten que los niños no vacunados asistan a escuelas públicas.

– Para lograr la inmunidad de grupo que protege a las personas que no pueden recibir la vacuna contra el sarampión, como los bebés y las personas con sistemas inmunológicos comprometidos, el 90% al 95% de la población necesita vacunarse.

Fuentes: CDC, Organización Mundial de la Salud, oficinas de salud pública en el estado y la ciudad de Nueva York, los estados de Washington, California y Michigan.