Tanto el candidato republicano Ted Cruz como el demócrata Bernie Sanders, los ganadores en Wisconsin, advirtieron a la candidata demócrata Hillary Clinton: “Nos vemos en Nueva York”, cuyas elecciones primarias son el martes 19 de abril. Para Sanders, derrotar a Clinton en su estado sería un gran triunfo. De lo contrario, sería el comienzo para retirarse de la contienda por la presidencia de los Estados Unidos.

Hillary Clinton tiene un total de 1,728 delegados y sólo necesita 33% más de delegados para alcanzar un total de 2,383 y coronarse como la reina del Partido Demócrata. Bernie Sanders posee 1.058 delegados y aunque ha ganado 7 de las últimas 8 primarias, los números no están a su favor.

El gobernador Andrew Cuomo apoya a la candidata Hillary Clinton, quien estuvo en una manifestación de apoyo al aumento del sueldo mínimo en el estado de Nueva York. Foto gobernación de NY

El gobernador Andrew Cuomo apoya a la candidata Hillary Clinton, quien estuvo en una manifestación de apoyo al aumento del sueldo mínimo en el estado de Nueva York. Foto gobernación de NY

En el estado de Nueva York hay casi 300 delegados en juego y Clinton ha recibido el apoyo del gobernador Cuomo y del alcalde de Blasio, además de casi todos los políticos del Partido Demócrata y sus organizaciones comunitarias aliadas. La Convención Demócrata es el próximo julio en Filadelfia y Sanders espera que los llamados Superdelegados observen sus triunfos más recientes y decidan votar por su nominación.

“Cuando todos los candidatos tienen súper PACs, nosotros los hemos rechazado, al igual que hemos obviado a los millonarios que financian los súper PACs”, dijo Sanders luego de su triunfo en Wisconsin. La candidata Clinton no estuvo en Wisconsin esa noche porque se había desplazado a Nueva York a prepararse para una serie de eventos proselitistas. Envió un twitter felicitando a los votantes y a Sanders por su triunfo.

Sanders ha atacado a Clinton por su apoyo a los tratados de libre comercio (TLC) y sus vínculos con los banqueros de Wall Street. Mientras que Sanders se opuso a la guerra en Irak, Clinton votó por la intervención bélica en esa nación. Sanders es además el único candidato que ha luchado por las libertades civiles en Centroamérica y ha dicho que Estados Unidos debe quitar el embargo a Cuba.

Clinton presionó en el 2007 al entonces gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, para que no le otorgara la licencia de conducir a los indocumentados. Tanto Sanders como Clinton están de acuerdo con reformar el sistema de inmigración, parar las deportaciones y unificar familias.

Clinton ha sido Primera Dama, senadora de Nueva York por 7 años y Secretaria de Estado. Sanders nación en Brooklyn, perteneció al partido Social-Demócrata, en 1990 fue electo al Congreso y en el 2006 al senado. Sanders ha sido recientemente atacado a nivel nacional por una entrevista con la junta editorial el periódico Daily News en la cual no supo decir si es posible desarticular los monopolios financieros de los bancos en Wall Street.

Los republicanos

Cruz derrotó a Donald Trump en Wisconsin por 48% a 35% y calificó su victoria como un “momento crucial” para Estados Unidos.

“Hoy es un punto de quiebre… tenemos una opción, una opción real”, dijo Cruz en Milwaukee refiriéndose a Trump.

Cruz también habló de Clinton: “Fue una mala noche para Hillary en las primarias demócratas… pero una noche aún peor en las primarias republicanas”. Añadió que podía derrotar a Clinton en noviembre, como lo indican algunas encuestas. “Hillary, prepárate, aquí vamos”.

A nivel general, Donald Trump posee 758 delegados y necesita el 58% más de delegados para obtener la nominación republicana. Ted Cruz ha sumado 514 delegados. Si Cruz logra derrotar a Trump en su propio estado, sería una gran derrota para el magnate que nació en Queens.

Trump ha atacado a los latinos y a las mujeres y ha sido criticado y alabado por eso. Sin embargo, la respuesta de la comunidad latina a Trump ha sido acéfala, desarticulada e incoherente. La ausencia de liderazgo en la comunidad latina, al igual que una agenda coherente, son obstáculos para que los latinos avancen a nivel político y social.

Tanto los republicanos como los demócratas buscan el voto de las minorías, incluyendo el latino, y no se sabe con certeza por quién van a votar en las elecciones primarias el próximo 19 de abril en Nueva York.

Luis Miranta y JC

Juan Carlos Polanco y Luis Miranda debatiendo en el canal 41 de Univision.

DEBATE SEMANAL

Todos los martes el canal 41 de Univision presenta un debate entre Juan Carlos Polanco, republicano, y Luis Miranda, demócrata. Aquí están sus palabras del pasado martes 5 de abril:

Polanco: “Si Trump gana en Nueva York será una pesadilla para mi y para el partido republicano. Cruz ha demostrado con su triunfo en Wisconsin que es el único que puede vencer a Hillary”.

Miranda: “El Partido Republicano de Nueva York apoya a Trump, mientras que los demócratas seguimos luchando por las cosas que favorezcan a nuestra comunidad latina. No importa que el ganador sea Hillary o Sanders, aunque una derrota de Hillary en Nueva York sería terrible para su campaña”,

QueensLatino