La temporada de regreso a clases siempre es una buena ocasión para evaluar la salud de su hijo y para asegurarse de que esté listo para las múltiples actividades que trae el año escolar. Pero ahora, los nuevos mandatos del Departamento de salud de la ciudad de Nueva York y del Departamento de salud del estado de Nueva York requieren que antes de que los niños asistan a la escuela, los padres demuestren que sus hijos recibieron algunas vacunas específicas o la vacuna contra la influenza.

De acuerdo con la pediatra, Dra. Sandy Saintonge, Jackson Heights Family Health Center ofrece una amplia gama de servicios pediátricos que incluyen: atención a bebés, vacunas y atención médica pediátrica. “Nuestro personal también es capaz de manejar las comunicaciones que pueden ser culturalmente delicadas”. Contamos con excelente preparación para ayudar a que los padres de las diferentes comunidades de Queens comprendan y acaten estos nuevos reglamentos”, indica.

Presbyterian logo

Dentro de los nuevos reglamentos para los niños que asisten a una nueva escuela por primera vez, ya sea en kindergarten o en primer grado, o en los grados 6.° y 7.° de nivel medio, tanto el Departamento de Salud del estado de Nueva York como el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York ahora requieren que todos los niños deben tener dos dosis de vacuna contra el sarampión, contra las paperas y contra la rubeola, además de dos dosis de vacuna contra la varicela. Los niños que asisten a cuidado infantil diurno y pre‑kindergarten deben tener las vacunas de la influenza, las cuales estarán disponibles en el otoño.

Más allá de estos requisitos de salud pública, la temporada de regreso a clases es una buena oportunidad para que los padres lleven a sus niños para un examen físico anual, expresa la Dra. Saintonge. El examen físico incluye pruebas de rutina para evaluar la audición y la vista, pruebas para la detección de anemia y, en ocasiones, evaluaciones del crecimiento y del desarrollo que se han pasado por alto.

“Es importante que se evalúe cómo evoluciona el crecimiento de su hijo ya que los problemas que se presentan en el desarrollo temprano pueden tener un gran impacto en la vida de su hijo en el largo plazo. Las habilidades de comunicación de su hijo pueden afectar la preparación escolar y el éxito escolar definitivo”, explica la Dra. Saintonge.

Si un niño pequeño no habla, no vocaliza y ni siquiera interactúa con su familia, el niño podría ser un candidato para participar en el programa de intervención temprana que ofrece la ciudad a los niños menores de 3 años de edad, independientemente de los ingresos de la familia.

El Jackson Heights Family Health Center es parte de NewYork-Presbyterian/Queens, que ofrece acceso a una amplia gama de servicios de atención médica preventiva y avanzada que su familia podría necesitar. El centro tiene un horario de atención ampliado para ajustarse a los diferentes horarios de trabajo de los padres. El centro, que se encuentra en 73-15 Northern Blvd., está abierto lunes, martes, miércoles y jueves de 8:00 a. m. a 8:00 p. m. Los viernes, el personal atiende pacientes entre las 8:00 a. m. y las 4:00 p. m. El nuevo horario de sábados está disponible dos veces al mes para consultas pediátricas, de 8:00 a. m. a 4:00 p. m. Llame al teléfono (718) 424-2788 para programar una cita.