A medianoche del este de Estados Unidos, la oposición republicana declara victoria en el Congreso con amplias victorias y un emocionado discurso del próximo líder de la mayoría, el representante republicano de Ohio, John Boehner.

El presidente Barack Obama hablará a la una de la tarde hora del este de Estados Unidos, donde se referirá a las elecciones, cuando el oficialismo demócrata se basa en victorias en los estados de la coste este y oeste para mantener el control del Senado.

Según las estimaciones de las cadenas de televisión y las empresas encuestadoras, los republicanos superarían con facilidad el número de 39 bancas que necesitan ganar para recuperar el control de la Cámara Baja. Las estimaciones indican que incluso ganarían más de 50 bancas en la Cámara Baja.

El representante de Ohio, John Boehner, será el nuevo Speaker of the House, el cargo que corresponde al presidente de la Cámara Baja, que en Estados Unidos es el segundo en la línea de sucesión presidencial tras el vicepresidente.

Fue el propio Boehner que minutos antes de la medianoche se presentó ante el público y declaró la victoria diciendo que «el ganador de estas elecciones fue el pueblo de Estados Unidos, cuya voz fue escuchada».

El congresista dijo que «no es momentos para celebraciones, sino que es momento de levantar las mangas y trabajar por nuestros hijos» y destacó que el voto de los ciudadanos «fue un repudio a Washington, a los políticos y al gasto indiscriminado del gobierno».

Boehner se emocionó en el tramo final de su discurso al recordar las razones por las que se involucró en política y los sacrificios que hizo para poder estudiar y salir adelante, diciendo con lágrimas en los ojos que su vida es la expresión del «sueño americano».

Vea además: Elecciones a través del celular

El Senado

Por su parte, con los resultados conocidos hasta el momento, la oposición republicana también confirma grandes avances en el Senado, poniendo gran presión sobre los demócrata que luchan por mantener el control del Senado.

En caso de que el Senado concluya con un empate de 50 senadores para cada partido, el vicepresidente demócrata Joe Biden, podrá desempatar dando la mayoría al oficialismo.

Los demócratas tienen seguras 40 bancas que no estaban en disputa y están asegurando la victoria en otras 7, lo que los coloca con 47 bancas a sólo 3 del control del Senado.

Los republicanos ya tienen 43 bancas que han ganado o están liderando, de acuerdo con el diario capitalino The Washington Post, lo que deja solamente 10 bancas en abierta disputa, para definir quien gana el control del Senado.

Primeros resultados

Los primeros resultados, incluso para la Cámara alta del parlamento estadounidense, daban ventaja a los republicanos en las elecciones legislativas 2010. Reductos demócratas en el Congreso en los estados del noreste del país, comenzaban a ser ganados por representantes republicanos después de muchos años.

Uno de los grandes triunfadores de la noche fue el estadounidense de origen cubano Marco Rubio, que ganó la banca del Senado por Florida, con 51% de los votos.

Los republicanos comenzaban la noche ganando un escaño en el Senado por Indiana que estaba en manos de un demócrata con el triunfo del ex senador Dan Coats, que volverá a la Cámara Alta luego de más de una década de ausencia.

Rand Paul, favorito del movimiento conservador Tea Party, ganó en Kentucky en las elecciones de medio período legislativas.

Candidatos apoyados por el Tea Party figuran en boletas de más de 70 contiendas por escaños en la Cámara de Representantes, en 7 para el Senado y tres para gobernadores.

Otro republicano, el senador Jim DeMint de Carolina del Sur también obtuvo la victoria en su estado, en tanto que el demócrata Patrick Leahy fue reelecto para su séptimo término en el Senado por el estado de Vermont. Tambiñen fue reelecta en Maryland la senadora Barbara Mikulski.

Sin embargo, el senador Russ Feingold, quien ha estado en el senado por tres períodos por el estado de Wisconsin, está perdiendo su banca antre el republicano Ron Johnson.

Voa