Estamos decepcionados de que el Senado Estatal de Nueva York haya aprobado la legislación S4159.  Agradecemos a los senadores Rubén Díaz, padre; José Peralta, Tony Avella, Gustavo Rivera y Marisol Alcántara, por su valiente voto de «No» a esta mala legislación.
Los neoyorquinos de todo el estado merecen un mejor plan para los viajes compartidos y aplicaciones digitales de despacho de choferes. La seguridad de los pasajeros debe garantizarse requiriendo la toma de huellas dactilares a los choferes potenciales. Las Compañías de Red de Transporte (Transportation Network Companies, TNCs) deben estar sujetas a estándares razonables de transparencia, y el Estado debe asegurar un nivel justo de competencia basado en el sentido común y las regulaciones ejecutables. Sin los mecanismos para hacer cumplir la ley, cualquier legislación estatal socava el trabajo de los hombres y mujeres que trabajan como choferes de la Ciudad de Nueva York, y los reglamentos con los que las TNC’s ya cumplen.
No nos oponemos a la competencia justa o al desarrollo económico en la región de Upstate. Damos la bienvenida a que se prevea un servicio tan necesario en esas comunidades y estamos dispuestos a colaborar con el gobernador y la legislatura estatal, para asegurar que estas importantes protecciones sean incorporadas a medida que el proceso de aprobación final de la ley se mueve hacia adelante.