Un hombre caminando solitario al lado del muro en Tijuana, México. Foto Javier Castaño

La Corte Suprema despejó el camino para que el gobierno del presidente Donald Trump utilice los fondos del Pentágono para construir secciones de un muro fronterizo con México.

La Corte Suprema votó el viernes a favor de levantar una congelación del dinero puesto en marcha por un tribunal inferior. La acción de la Corte Suprema significa que la administración de Trump puede aprovechar los fondos y comenzar a trabajar en cuatro contratos que ha adjudicado.

Cuatro jueces liberales no habrían permitido iniciar la construcción. Inicialmente, un tribunal de primera instancia congeló los fondos en mayo y un tribunal de apelaciones mantuvo esa congelación en vigor a principios de este mes.

«Gran VICTORIA sobre el Muro. La Corte Suprema de Estados Unidos revocó la medida de un tribunal menor, permitiendo que el muro en la frontera sur avance. Gran TRIUNFO para la Seguridad Fronteriza y el Estado de Derecho!», tuiteó Trump minutos después de la decisión de la corte.

Una orden breve que explicó la decisión de la corte afirma que el gobierno «mostró con suficiencia» que los grupos que impugnaron la decisión no tenían fundamentos para presentar una demanda.

La congelación había impedido que el gobierno utilizara aproximadamente $2.5 mil millones de dólares en dinero del Departamento de Defensa para reemplazar las secciones existentes del muro fronterizo en Arizona, California y Nuevo México con cercas más sólidas.

En una inusual decisión, Trump declaró el 15 de febrero una emergencia nacional en un intento por financiar el muro fronterizo sin la aprobación de los legisladores, una medida que los demócratas sostienen que excedió sus poderes bajo la Constitución de Estados Unidos y usurpó la autoridad del Congreso.

El gobierno ha dicho que planea redestinar 6.700 millones de dólares del Departamento de Defensa y el Tesoro a la construcción del muro bajo la declaración de emergencia luego de que no logró convencer al Congreso para que le diera el dinero, incluidos 2.500 millones de dólares de fondos para el Pentágono.

Anteriormente, el Congreso no entregó unos 5.700 millones de dólares en financiamiento para el muro como exigió Trump, en un enfrentamiento que llevó a una paralización parcial del gobierno federal durante 35 días que terminó en enero.

El juez de distrito Haywood Gilliam decidió el 30 de mayo en Oakland, California que la propuesta del gobierno de construir partes del muro fronterizo en California, Nuevo México y Arizona con dinero del Departamento de Defensa destinado a la lucha contra los narcóticos era ilegal. El magistrado emitió una orden que prohibió el uso de los fondos del Pentágono en el muro.

El gobierno pidió que la medida que prohibía el uso del dinero redireccionado fuese suspendida a la espera de una apelación, pero la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito rechazó hacerlo. Voa