Presidete Trump.

El presidente estadounidense, Donald Trump, está más cerca de enfrentar una acusación formal en el Congreso, luego de que la titular de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidió redactarle artículos de juicio político.

Las acciones del presidente han violado gravemente la Constitución. Nuestra democracia está en juego. El presidente no nos deja otra opción que actuar, expresó la congresista por California en un discurso televisado.

‘Pido que proceda con los artículos de juicio político’, añadió Pelosi en referencia al titular del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler.

Ese grupo parlamentario es el encargado de elaborar el documento en el cual deberán enumerarse los cargos que se le imputan al jefe de la Casa Blanca en busca de su destitución.

Para acusar formalmente a Trump, el pleno de la Cámara Baja, controlada por la fuerza azul (Demócrata) desde enero pasado, deberá aprobar cada uno de los artículos por separado, algo que podría ocurrir antes de Navidad (25 de diciembre), según reportes de prensa.

Si, como se espera, la mayoría demócrata de ese órgano legislativo avala las imputaciones contra el jefe de Estado, entonces el presidente de la Corte Suprema encabezará un juicio político en el Senado, cuyos miembros tendrán el papel de jurado.

En esa instancia será donde las cosas se compliquen para la los demócratas y se tornen más fáciles para Trump, pues en la Cámara Alta (Senado), donde los republicanos tienen superioridad (53 escaños a 47), se necesitan dos tercios de votos favorables para remover al mandatario de su cargo.

La investigación de juicio político lanzada en su contra a finales de septiembre se centra en los llamados que el presidente estadounidense realizó a Ucrania para que esa nación abriera una pesquisa sobre el ex vicepresidente y candidato presidencial demócrata Joe Biden y otra sobre las elecciones norteamericanas de 2016

Los testimonios de funcionarios de la administración que declararon ante comités de la Cámara Baja a puerta cerrada y en audiencias públicas indicaron que Trump condicionó la entrega de ayuda militar a Ucrania y un encuentro con su homólogo Volodymyr Zelensky, a que Kiev anunciara públicamente las indagaciones demandadas por Washington.

Tres profesores de Derecho llevados como testigos por los demócratas coincidieron en que el jefe de la Casa Blanca abusó del poder de su oficina en las interacciones con Ucrania.

Pamela Karlan, de la Universidad de Stanford, manifestó que la mera idea de que un gobernante pudiera buscar ayuda de un gobierno extranjero para su campaña de reelección habría horrorizado a los padres fundadores. El testigo llevado por los republicanos, el profesor Jonathan Turley, de la Universidad de George Washington, consideró insuficientes los argumentos usados contra Trump. La Casa Blanca anunció que no participará en las audiencias.

De acuerdo con lo visto en los últimos días, los demócratas están valorando tres cargos fundamentales contra Trump: abuso de poder y soborno; obstrucción del Congreso; y obstrucción de la justicia. Prensa Latina