A la derecha, el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnel, habla con el presidente Barack Obama. Foto Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso un compromiso con los republicanos después de que su Partido Demócrata sufriera una dura derrota en las elecciones legislativas.

Sin embargo, los republicanos dicen que la cooperación solo ocurrirá si el mandatario acepta sus planteos.

Lea además: Obama y las elecciones

El líder de la oposición republicana en el Senado, Mitch McConnell, hablará al respecto en un discurso previsto para este jueves 4 de noviembre de 2010, ante el grupo conservador Heritage Fundation, en Washington.

En partes del discurso que tiene preparado, McConnell afirma que defiende un comentario previo, donde señalaba que la principal prioridad de los republicanos en los próximos dos años, debe ser asegurar que el presidente Obama no sea reelecto.

McConnell dice que la única forma de que su partido logre su meta de rechazar la ley de servicios de salud -aprobada por iniciativa del presidente Obama-, reducir el gasto público y el tamaño del estado, es llevar a la Casa Blanca a alguien que no vete esas iniciativas.

El Partido Republicano se adjudicó la mayoría en la Cámara de Representantes en las recientes elecciones legislativas. También avanzaron en el Senado, aunque los demócratas retuvieron el control de la cámara alta.

Obama reconoció que su partido tuvo una mala votación indicando que el retroceso del Partido Demócrata en el Congreso y el Senado, refleja la frustración de los ciudadanos con la situación de la economía.

Voa