El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, utilizará la Cumbre de las Américas para reclamar la imposición de sanciones a funcionarios venezolanos departe del mandatario estadounidense, Barack Obama.

Maduro informó que en la cita de mediados de abril en Panamá entregará a Obama “10 millones de firmas” exigiendo la derogación de sanciones a funcionarios venezolanos.

«Tenemos el apoyo de todo el mundo, una cosa extraordinaria nunca antes vista, diciéndole a Obama deroga el decreto ya», dijo Maduro por televisión, según el periódico venezolano El Universal.

EE.UU. impuso sanciones a siete funcionarios venezolanos por violaciones a los derechos humanos, y calificó a Venezuela como una “amenaza extraordinaria a la seguridad nacional”, término legal que permitiría a las autoridades estadounidenses apuntar más alto con sanciones a la jerarquía venezolana.

Maduro ha rechazado haber sido catalogado como “amenaza”, lo que lo motivó a llevar a cabo una extensa campaña comunicacional y de recolección de firmas contra las sanciones, llegando a acusar a EE.UU. de planificar un ataque contra el país sudamericano.

«Venezuela es una patria de paz, soberana e independiente», dijo el mandatario.

Washington ha negado las acusaciones.

Desde el 20 de marzo, Maduro ha reunido unas 4,5 millones de firmas contra las sanciones, informó. Voa

Artículos relacionados

Maduro dispuesto a dialogar con Obama

El presidente Nicolás Maduro enfatizó que conversaciones con Estados Unidos deben producirse dentro de un marco de respeto e igualdad.

Venezuela: Presión por firmas contra sanciones

El dirigente sindical Froilán Barrios, alertó que los trabajadores públicos están siendo forzados a dar su firma contra la medida de Obama sobre Venezuela.