El Congresista demócrata Joseph Crowley habló en la escuela pública 69 de Jackson Heights, Queens, sobre el tema de inmigración: “Hemos apoyado al presidente Obama que firmó la Orden Ejecutiva de Inmigración, pero ha sido demandada por los republicanos en la corte y estamos esperando la decisión del juez”.

Crowley resumió lo que ha pasado en los últimos años con la ley de inmigración, se refirió a DACA y dijo no conocer muy bien lo que pasó con el Dream Act en el estado de Nueva York.

El asambleísta Francisco Moya tomó el micrófono y dijo en el auditorio del plantel educativo: “El Dream Act es una asistencia financiera para que los jóvenes ingresen a la universidad a estudiar, pasó en la Asamblea, pero fue derrotado el año pasado en el Senado estatal. La educación es vital para el progreso y por eso estamos tratando de ayudar a los estudiantes a conquistar su sueño americano como lo hicieron mis padres”.

El asambleísta Moya dijo que el Dream Act aún no está muerto y hay que seguir luchando por su aprobación. “Creo en mi comunidad y en los inmigrantes”. El Dream Act costaría entre 21 y 27 millones de dólares al año.

Alrededor de 120 personas acuieron al auditorio de la escuela 69 a escuchar a los políticos Crowley, Peralta y Moya hablar de inmigración Fotos Javier Castaño

Alrededor de 120 personas acuieron al auditorio de la escuela 69 a escuchar a los políticos Crowley, Peralta y Moya hablar de inmigración Fotos Javier Castaño

“Tenemos que aprender a pelear por nuestras guerras como el Dream Act”, dijo el senador José Peralta. “Son jóvenes que fueron traído a esta nación y cuyas familias pagan impuestos, viven en nuestro estado y son de bajos recursos económicos”.

Peralta criticó al gobernador Andrew Cuomo por no incluir el Dream Act en el presupuesto del estado de Nueva York. “Debemos presionarlo para que cumpla sus promesas de campaña”, dijo Peralta.

El personal que trabaja en la oficina del Congresista Crowley entregó información sobre inmigración y otros recursos que provee el gobierno local y federal para ayudar a los inmigrantes. Dijo que esta es una nación de inmigrantes y felicitó el trabajo que hacen Moya y Peralta por la comunidad de Queens.

Un panel, integrado por 9 mujeres y un hombre, contestó preguntas de la audiencia. Alrededor de 120 personas acudieron a la charla, en su mayoría árabes y representantes de los políticos y organizaciones comunitarias del área.

La mayoría de las preguntas se enfocaron en por qué se pretende ayudar a indocumentados, en lugar de resolver los problemas que enfrentan los residentes y ciudadanos de esta nación.

Javier Castaño