Esta es la foto que envió PB para mostrar que no hay más fuga de petróleo en el Pozo Macondo.

Por fin la British Petroleum (BP) logra detener la fuga de petróleo en el Golfo de México. Aunque todavía no se puede cantar victoria. “Estamos muy contentos con el progreso de las pruebas que estamos realizando, pero este es sólo el comienzo del proceso y no el final”, dijo Ken Wells, vicepresidente de BP. “Por ahora no se está fugando más petróleo en el mar y esa es una buena noticia, aunque no podemos alegrarnos demasiado”.

Este logro sucede 87 días después que el Pozo Macondo explotó, se quemó, murieron 12 empleados esa noche y comenzó así el derrame de petróleo que produjo una inmensa mancha del crudo en la superficie del mar. El conducto del pozo, que está a una milla de profundidad, se rompió debido a demasiada presión por haber acelerado el proceso de extracción de petróleo. La empresa BP ignoró varios daños y malfuncionamientos que causaron la ruptura del tubo.
El video que se presenta ahora por televisión muestra que no se está derramando más petróleo. Cada seis horas los ingenieros de BP están haciendo pruebas de presión para establecer que no hay problemas de fuga del crudo. La presión es la clave de este operativo y por eso es necesario hacer varias pruebas durante este fin de semana antes cantar victoria.

“Vemos que no se está derramando más petróleo y es un buen indicativo”, dijo el analista Peter Hutton en Londres. “Sin embargo, las pruebas en el Pozo Macondo están en su etapa inicial y no en la final”.

Esta noticia causó que las acciones de BP subieran en un 6.2 por ciento.

La fuga de petróleo lleva más tres meses.

Un roto en el conducto para impedir la fuga de petróleo en el Golfo de México había obligado a la British Petroleum (BP) a aplazar la prueba para colocar la tapa que pondría fin a este accidente que está destruyendo la vida marítima y el medio ambiente en el Golfo de México.

La empresa paró la recolección de petróleo este miércoles con el fin de prepararse para colocar la tapa en el conducto, pero la BP dijo que halló un roto en el sistema hidráulico que conecta a una de las válvulas y que deben reparar antes de seguir adelante con el procedimiento.

Thas W. Allen, un admirante retirado de la Guardia Nacional que está al frente del plan para taponar la fuga de petróleo, dijo que el resultado de este trabajo de reparación arrojará información crucial para seguir adelante sin ocasionar más daños al conducto y poder instalar la tapa.

Los científicos postergaron la prueba para tratar de detener la fuga de petróleo en el Golfo de México

En días pasados, la empresa Bitish Petroleum (BP) volvió a quitar la tapa por donde se está fugando el petróleo. La prueba que deseaban hacer para impedir la fuga del crudo tuvieron que postergarla porque no están seguros de su efectividad. Al parecer tendrán que esperar uno o dos días más antes de arriesgarse a poner la tapa y cerrar el conducto de una vez por todas. Los intentos anteriores por deterner la fuga de 60,000 barriles de petróleo por día han sido infructuosos.
Kent Wells, vice presidente de BP, dijo que los científicos de la industria y el gobierno que están tratanto de ayudar a detener la fuga de petróleo en el Golfo de México están volviendo a revisar el procedimiento y tienen sus dudas. “Es una prueba muy importante y por eso se llegó a la decisión de postergarla por un día. No queremos terminar con resultados inconclusos”.
Un nuevo tapón fue instalado sobre el pozo petrolero estadounidense que provocó la marea negra del Golfo de México. El almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, habló de “progresos significativos”, y dijo que será necesario esperar 48 horas para saber si el trabajo fue exitoso y si el pozo podrá ser cerrado.
Así pudo verse en las imágenes difundidas en directo por los principales canales de televisión estadounidense, según despacho de la agencia italiana Ansa.
Las operaciones para la instalación del nuevo y gigantesco tapón sobre el pozo Macondo fueron exitosas: la pérdida de petróleo desapareció. Ahora hay que esperar a ver si el nuevo tapón está en condiciones de contener íntegramente la salida de crudo del pozo. Es una medida temporal, pero si esa zona es azotada por un huracán, entonces se llevará la tapa.
El derrame de petróle ha causado daños irreparables al medio ambiente, a la vida salvaje de esa área desde que comenzó la fuga hace más de 80 días. Se estima que esta fuga le costará casi 4,000 millones de dólares a la BP, aunque esta semana sus acciones en la Bolsa de Nueva York han subido el 3 por ciento debido a la buena noticias de que se ha logrado contener el derrame del crudo.
La empresa British Petroleum (BP), esponsable de las perforaciones en esa zona del mar del Golfo de México, no ha dicho que el problema está solucionado porque en otras ocasiones no lograron contener la fuga de petróleo.