El miedo a que los agentes de inmigración aparezcan en su casa o estación del tren, el pánico a la deportación, las amenazas en la calle y las historias de masacres en contra de latinos, han asustado a los inmigrantes indocumentados de esta nación.

El coco es Donald Trump quien insultó a los inmigrantes durante su campaña a la presidencia de los Estados Unidos y ha seguido atacando a los inmigrantes, calificándolos de violadores de la ley, usurpadores, vagos e irrespetuosos.

Otros factores que contribuyen al estrés de los indocumentados son la posibilidad de terminar en la cárcel, contratar un abogado costoso, defenderse en la corte, separarse de la familia y ser deportado. No es fácil.

Pero como dice el Chapulín Colorado, “que no panda el cúnico”.

Si usted es indocumentado y vive en Nueva York, recuerde que ésta es una ciudad santuario y hay leyes, instituciones y personas que le ayudan. Simplemente llame al 911 y le darán información en español. En Nueva York tampoco hay redadas masivas constantes y mucho menos en el condado de Queens.

Estas son las recomendaciones que podemos ofrecerle para que mantenga la calma y no se vuelva loco con este clima antiinmigrante:

-Trate de mantener su mente ocupada en su pasión o actividad preferida, como la música, el deporte y la lectura. Salga a caminar con frecuencia. Visite los parques públicos.

-Hable con su familia y amigos de temas que le apasionen para que distraiga su mente. Converse, rodéese de sus seres queridos. No se aleje y busque compañía.

-Póngale atención a las noticias, pero no invierta muchas horas frente al televisor o en la redes sociales porque esto aumenta su estrés.

-Aprenda a cocinar y prepare sus platos favoritos. De esta manera fortalece la relación familiar y se aleja de los problemas de inmigración. Además, ahorra dinero y come alimentos frescos.

-Beba mucho agua para que refresque su cuerpo y lo mantenga hidratado. Así funcionará mejor su organismo y evitará dolores de estómago.

-Mantenga su mente ocupada en algo positivo y rodéese de gente positiva que no lo depriman. Piense en las personas que ama, en los lugares que ha visitado o juegue con un niño que lo alejará de la vida adulta y los problemas.

-Cuide su apariencia personal, siéntase orgullosos de sí mismo y enfrente desafíos que lo ayuden a progresar en la vida personal o profesional. Aprenda una nueva destreza o mejore la que tiene.

-Si enfrenta una situación difícil, mantenga la calma y busque ayuda de todo tipo.

-No se refugie en el licor o las drogas porque se destruye.